Aleteia

Serie de TV presenta a Lucifer como bueno

Fox
Comparte

¿El mal ya no es malo?

La cadena de televisión estadounidense Fox es conocida por siempre llevar al limite sus series televisivas, ya sea la irreverencias de Homer Simpson hasta el lenguaje craso de Casado con hijos. En esta ocasión Fox ha pasado la delicada línea de lo que debe ser entretenimiento, tocando puntos sensibles dentro de la sociedad.
 
La nueva serie "Lucifer", que se estrenará en 2016 es la rotunda consecuencia de años de presentación de toda actitud anti-cristiana como adecuada y moderna. Esta nueva serie de Fox tiene como protagonista principal al mal, a Lucifer, pero no en el papel tradicional de antagónico, aquí Lucifer es una especie de "buena gente".
 
El promocional la página web de Fox lo presenta así:
 
"Aburrido de ser el Señor del Mal, Lucifer Morningstar abandona su trono y se retira a Los Angeles (California) donde maneja un local nocturno (…) Agradable y carismático, Lucifer está disfrutando de su retiro dedicado a sus aficiones favoritas: vino, mujeres y música. Sin embargo, una preciosa estrella del pop es asesinada en las inmediaciones de su local. Por primera vez en aproximadamente 10 billones de años siente algo diferente. ¿Quizás compasión?"
 
La premisa es que quizás en Lucifer haya algo mas que maldad, contrariamente a las enseñanzas judeocristianas: se pretende presentar al mal como alguien casual y agradable que es capaz de ser y hacer el bien. Para el televidente incauto esto no representa mayor peligro, la mayoría dirán "es solo un show, no pasa nada". Pero el trasfondo de la serie pretende dos cosas;
 
• Normalizar una relación con el mal, al presentar a Lucifer como este carismático y agradable "ser humano" se busca borrar de la imaginación popular la noción de que al mal hay que mantenerlo alejado, ¡la invitación es ser sus amigos!
 
• en el segundo punto y quizás el más peligroso, es el hecho que esta serie pretende decirnos que dentro del mal existe el bien, que el mal eterno es capaz de sentir y hacer el bien, creando una confusión espiritual en los miles de personas y en especial jóvenes que verán el programa.
 
 De pronto hacer el mal no es tan mal, dirán algunos. Hasta Lucifer es bueno, pensaran otros.
 
Las preguntas obligadas son, ¿Es esto una jugarreta típica de Fox, siempre buscando el escándalo? O peor aun ¿hay alguna agenda oculta detrás de todo?
 
Hay una campaña de la AFA, la principal asociación pro vida americana, para detener la emisión de la serie: http://www.afa.net/action-alerts/fox-network-to-air-lucifer-portraying-satan-as-a-good-guy/
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.