Aleteia

Los padres perfectos no existen, ¡gracias a Dios!

Comparte

«La paternidad sin filtros», una campaña recuerda que la vida no es como la TV

No todo en la vida es como lo muestran los comerciales de televisión. Tener un hijo es una de las mayores alegrías que alguien puede tener, pero tiene sus dificultades y sacrificios, exige aprender y obliga a errar.
 
La empresa Plum Organics, una de las mayores marcas de comidas orgánicas para bebés en EE.UU., creó la campaña Parenting Unfiltered (“Paternidad sin filtros”, en español), en colaboración con LeadDog Marketing Group, para mostrar la realidad de tener hijos sin romanticismos, tal como es.
 
El vídeo muestra momentos en que los padres están cansados, huyen al baño para leer un poco, dejan a los hijos llorando y se sienten perdidos con cosas simples como enseñar al niño a dormir a su hora.
 
“La verdad es que el 99% de lo que los padres están experimentando en sus vidas cotidianas no se refleja en lo que muestran los medios de comunicación“, afirman los creadores. “Creemos que hay mucha presión sobre los padres para ser perfectos”, dice Neil Grimmer, presidente de la Plum Organics.
 
Tener hijos es complicado, confuso y no viene con manual de instrucciones. Hay situaciones en que los padres quedan sin saber qué hacer y creen que se están equivocando. No pasa nada si la niña acabó durmiendo en la cama de ellos o si se vistió con la ropa del día anterior. Los mejores padres son los que, a veces, rompen las reglas, y no intentan ser perfectos en todo.
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.