Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Caín, Atapuerca y el primer asesinato de la historia

capture-youtube-Madrid Scientific Films
Comparte

Un estudio confirma que, hace 430.000 años, el hombre ya era violento

La violencia, inherente al ser humano, acompaña al hombre desde el comienzo de los tiempos. Ahora, el estudio de un cráneo de hace 430.000 años acaba de confirmar que por aquel entonces el hombre ya era capaz de asesinar.

Si la Biblia nos enseña que el primer asesinato en el mundo fue el de Cáin a Abel, ahora la revista PLOS ONE ha hecho público un estudio sobre lo que, consideran, el primer asesinato de la historia que pueda ser estudiado.

Se han analizado las lesiones mortales del cráneo sufridas por uno de los individuos hallados en el yacimiento de la Sima de los Huesos, en la sierra de Atapuerca (Burgos). El cráneo en cuestión fue recuperado junto a los restos de otros 27 individuos en excavaciones realizadas entre 1990 y 2010. Todos ellos pertenecían al mismo grupo y tienen una antigüedad de 430.000 años.

En el estudio se analizan las fracturas del cráneo y 17 se confirma que este individuo fue asesinado y acumulado intencionalmente. Según explican, tras ir delimitando las causas de esa fractura decidieron que sólo quedaban dos causas: la caída accidental o la acumulación intencional.

El cráneo 17 presenta dos orificios en el hueso frontal, que se hicieron con el mismo objeto, y que fueron hechas cuando había estaba vivo o acababa de morir. El estudio concluye que tras los datos, el tipo de lesiones y el lugar en que se encuentra "entran dentro de los patrones utilizados por los forense para determinar que ha habido un encuentro o conflicto cara a cara”.

Se trata de la confirmación de un asesinato que tuvo lugar hace casi medio millón de años y que han considerado como el acto violento más antiguo de la historia. Una demostración de que el ser humano, ya hace más de medio millón de años era capaz de hacer el mal y asesinar a otro ser humano.
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.