Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 16 septiembre |
San Cornelio y san Cipriano
home iconEstilo de vida
line break icon

6 maneras de evitar ser católicos “furtivos”

Marta-Colpani-CC

Randy Hain - publicado el 28/05/15


.

He aquí la trampa: no podemos separar nuestro ser espiritual de nuestro ser físico. La fe que profesamos forma parte de lo que somos y no puede esconderse. El divorcio entre la fe y la vida diaria de muchos debe ser considerado como uno de los más graves errores de nuestra época (…) El cristiano que falta a sus obligaciones temporales, falta a sus deberes con el prójimo; falta, sobre todo, a sus obligaciones para con Dios y pone en peligro su eterna salvación” (Concilio Vaticano II, Gaudium et Spes, n.43).

¿Estamos todos de acuerdo en el hecho que ser católicos “furtivos” no es la respuesta? Si es así, a continuación seis pensamientos para superar el miedo a lo que los demás piensen de nosotros cuando compartimos públicamente nuestra fe:

  • ¿Existe realmente una política? He oído muchas veces que expresar la propia fe en el lugar de trabajo va “contra la política de la compañía”. ¿Hemos realmente visto políticas escritas sobre hacerse el signo de la cruz y rezar en las comidas, sobre rezar en silencio en el escritorio, ir a misa durante la pausa de comida o llevar ceniza en la frente el Miércoles de Ceniza? Sé que puede haber excepciones, pero permíteme desafiarte a que consideres la posibilidad de que buena parte de nuestro miedo puede basarse en falsas percepciones de posibles persecuciones y no en la realidad.

  • “Predicar el Evangelio, y si es realmente necesario usar también las palabras”. Te ruego que reflexiones sobre estas palabras de sabiduría atribuidas a san Francisco de Asís. Pensamos raramente, en nuestro camino de fe, en el ejemplo que damos a los demás y en el gozo inspirado por Cristo que deberíamos irradiar como el medio más eficaz para compartir nuestra fe. Permitir a los demás ver a Jesús en nuestra obra es una poderosa forma de testimonio que atraerá a otros que quieren lo que tenemos nosotros en nuestra vida.

  • En primer lugar debemos compartir. ¿Por qué no ser la persona que rompe el hielo haciendo una referencia a tu familia, a los desafíos que estás enfrentando, a los proyectos para las vacaciones, a un libro que has leído recientemente, etc.? Comienza compartiendo las cosas sencillas, promueve la reciprocidad haciendo preguntas, y entonces será sencillo buscar oportunidades para compartir la fe. Reza para que el Espíritu Santo te dé la oportunidad para compartir. Si estás comiendo con otros, siempre he pensado que pronunciar una bendición y hacerse el signo de la cruz es un catalizador excelente para una conversación sobre la fe. He observado innumerables conversaciones “circunspectas” durante los años, en donde las personas iban a lo seguro y a lo políticamente correcto. Ve más allá del diálogo banal y seguro sé, en cambio, valiente y transparente. Si amamos realmente a Cristo y a su Iglesia, debemos hacer que esta alegría inspirada por el amor la vean todos.

  • Perseguir el paraíso vs. ser populares. El paraíso es nuestro destino final. ¿Nuestros críticos nos ayudarán a llegar? ¿Nos sostendrán en los momentos difíciles? No, nos empujarán hacia un estilo de vida secular en el que hay poco espacio para Dios y el materialismo y la popularidad son los ídolos de moda. Francis Fernandez escribió que aprobar el respeto humano es parte de la virtud de la fortaleza. Describe los desafíos que enfrenta un cristiano como “…voces y calumnias, escarnios, discriminaciones en el trabajo, pérdida de oportunidades económicas o amistades superficiales. En estas desagradables circunstancias, puede existir la tentación de escoger el camino más sencillo y “tirar la toalla”. De esta manera podremos evitar el rechazo, la incomprensión y la ridiculización. Podremos preocuparnos de la idea de perder amigos, de esas “puertas cerradas” que no lograremos abrir. Es la tentación de ser influidos por el respeto humano, escondiendo la propia verdadera identidad y renunciando a nuestro empeño de vivir como discípulos de Cristo” (In Conversation with God, vol. 4, p. 269, sección 44.2).

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
catolicismovalores

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Arthur Herlin
Una biblia hallada en un infierno
2
Claudio de Castro
La oración que rezo después de comulgar
3
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Este vuelo tiene algo de despedida…»
5
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
6
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa al clero: «Por favor ¡no más homilías largas de 40 minuto...
7
IMAGINE
Angeles Conde Mir
El Vaticano hace las paces con “Imagine” de John Lennon
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.