Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 21 octubre |
Santa Laura Montoya
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Las personas con demencia pueden recibir los sacramentos?

Javier Morales / Flickr / CC

Ojos

Henry Vargas Holguín - publicado el 25/05/15

Pero volviendo al tema que nos ocupa, y dicho de otra manera, para que se recurra al sacramento de la confesión deben darse las tres condiciones al mismo tiempo. Si falta aunque sea una de estas tres condiciones, no hay motivo para la confesión.

Las personas que tienen deterioradas sus facultades mentales no se pueden confesar aunque haya materia porque les falta el pleno conocimiento y el deliberado consentimiento, no son dueños de sus actos.

En teología moral hay que distinguir pues entre actos de hombre y actos humanos porque son cosas muy distintas pues no todos los actos del hombre son actos humanos.

Los actos humanos, a diferencia de los actos de hombre, son actos conscientes y libres. Sólo los actos humanos son responsables moralmente. Conocimiento y libertad constituyen la base de la moralidad.

Si la acción cometida por un loco tiene forma o aspecto de delito, serán las autoridades con sus peritos y/o expertos los que certificaran realmente dicha condición de la persona. Si las autoridades dictaminan que la persona es realmente una persona demente pues no irá a la cárcel pero sí irá obligado a un centro psiquiátrico; y ante Dios y la Iglesia, pues no hay pecado.

En consecuencia, las acciones de un demente o un loco no son pecado y por tanto no necesitan la confesión.

La Eucaristía

Existen enfermedades que impiden la administración de este sacramento. Unas de estas enfermedades va contra una de las condiciones naturales necesarias (porque hay más) para poder recibir la Eucaristía. ¿De qué condición hablamos? Del uso de razón.

Los niños que no han llegado todavía al uso de la razón, los faltos de juicio, los enajenados y los dementes de nacimiento o los que lo son poco antes o poco después del uso de la razón están exentos de la comunión y no es lícito administrar este sacramento a estas personas ni siquiera in articulo mortis.

¿Y por qué no se les puede dar la comunión? Porque además de que no hay consciencia de saber a Quien se recibe, existe el peligro de irreverencia y al mismo tiempo el peligro de que la persona arroje, profane o maltrate la sagrada hostia.

Si antes de la enfermedad mental o de tener perturbada la cabeza la persona tuvo uso de razón, es decir, si la persona no fue siempre demente, y en ese momento se vio en dicha persona fe y devoción a este sacramento, puede dársele la comunión pero sólo como Viático e in articulo mortis, siempre que no hayan los peligros antes mencionados.

Otra cosa muy diferente es si la persona tiene momentos de clara, normal y absoluta lucidez. En estos intervalos lúcidos se puede y debe administrar la Eucaristía siempre y cuando, como con cualquier persona, esté en gracia de Dios.

Y la persona sólo se debe confesar en esos intervalos lucidos, pero sólo de sus pecados cometidos en dichos intervalos.

La Confirmación

Si el enfermo mental adulto se encuentra sin la Confirmación, éste se puede confirmar porque el sujeto capaz de una válida confirmación es todo hombre bautizado y no confirmado, aunque carezca del uso de la razón porque la confirmación es un complemento de la vida espiritual que se confiere en el bautismo, y de igual manera, para todos está instituida.

En los niños que todavía no han alcanzado el uso de razón y en las personas que a ello se equiparan no se requiere ninguna intención personal para recibir los sacramentos de que son capaces: bautismo y confirmación.

En estos sacramentos, para su validez, basta la fe de la comunidad y la intención de la Iglesia manifestada por medio del ministro ordenado. El Canon 889, 2 insinúa que, en peligro de muerte, el uso de razón no sea necesario para conferir el sacramento. “En peligro de muerte, se debe confirmar a los niños incluso si no han alcanzado todavía la edad del uso de razón” (Catecismo 1307).

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Tags:
dummies liturgiamoralsacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
3
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
5
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
6
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
7
Felipe Aquino
¿Hay pecados tan graves que no puedan ser perdonados?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.