¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco: Hoy basta poco para volverse pobres, es suficiente quedarse sin trabajo

© OSSERVATORE ROMANO / AFP
CITE DU VATICAN, Vatican City : This handout picture released on March 20, 2014 by the Vatican press office shows Pope Francis trying an helmet as he meets staff and families of the Italian Steel Works company “Acciaierie di Terni” celebrating its 130th anniversary during an audience at the Vatican. AFP PHOTO / OSSERVATORE ROMANO/HO RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / OSSERVATORE ROMANO" - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS
Comparte

El Pontífice denuncia las pensiones míseras, los bajos salarios y el descarte de una economía inclemente con los jóvenes, los niños y los ancianos

“Una señora que trabaja por 11 horas al día por pocos euros me contó que trabajaba en negro, pobrecita, luego le dijeron:  -Sí no le gusta, mire detrás de usted, cuánta gente espera este puesto-”, dijo el Papa Francisco en un ejemplo que ya había presentado, pero muy actual para recibir este sábado 23 de mayo en audiencia a la Asociación Cristiana de Trabajadores Italianos, ACLI, en ocasión de los 70 años de su fundación.

La voz de Francisco tronó contra una economía que obliga a muchas mujeres a “un trabajo indigno”. “El dios dinero está gobernando, la cultura del descarte avanza” y también “descarta niños, ancianos y jóvenes”. Luego alertó improvisando que hoy es suficiente tener un hijo, enfermar, o perder el trabajo para que la pobreza toque a la puerta de las personas.
 
Por esto, remarcó que no se puede permitir el aumento de las desigualdades. “Debemos proponer alternativas equitativas y solidarias”. En el mundo global no cambian los problemas sino su “dimensión y su urgencia”, especialmente inéditas – “la amplitud y la velocidad de reproducir las desigualdades”, añadió Francisco.

De esta manera, advirtió de la extensión de la precariedad laboral, el trabajo irregular (en negro – sin contrato) y “el chantaje mafioso” que se hace a los jóvenes. “La falta de trabajo quita dignidad, impide la plenitud de la vida humana y exige una respuesta inmediata y vigorosa”.
 
El Pontífice sostuvo la importancia de la organización y la asociación de los trabajadores para luchar contra la pobreza, que en la economía global toca el empobrecimiento de las clases medias. Y en este sentido, pidió de encontrar soluciones de “inspiración cristiana” y cercanas a “la dimensión popular”. 
 
El Papa invitó a las Asociaciones de trabajadores cristianos a perseguir “un sueño que vuele alto” para que el trabajo “libre, creativo, participativo y solidario” termine con el menosprecio de la dignidad de las personas.
 
En su discurso el Papa Francisco ha relacionado la inspiración cristiana a la concreta solución de los problemas laborales y sociales, además desde la enseñanza y la difusión de la Doctrina Social de la Iglesia.

Precisamente, la Iglesia apoya los sindicatos en su labor de mejorar la sociedad. Ya Benedicto XVI en enero de 2009 recibiendo a la Confederación Italiana Sindical de Trabajadores (CISL) indicó que la Iglesia aprecia el papel “fundamental de los sindicatos. “El mundo necesita personas que se dediquen con desinterés a la causa del trabajo respetando plenamente la dignidad humana y el bien común”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.