Aleteia

Los padres serán beatos, y ocho de sus diez hijos son consagrados

© Coniugibernardini.it
Comparte

El matrimonio Bernardini se distingue por una intensa educación cristiana

Hay una pareja de esposos de Módena entre los futuros beatos y santos para quienes el Papa, al recibir al cardenal Angelo Amato, autorizó los decretos este mes (Avvenire, 7 de mayo).

¿Quiénes eran Sergio y Domenica?

El Papa Francisco autorizó la promulgación de los decretos concernientes a las “virtudes heroicas” del siervo de Dios Sergio Bernardini, laico y padre de familia nacido en Sassoguidano el 20 de mayo de 1882 y fallecido en Verica, ambos modeneses, el 12 de octubre de 1966; y las “virtudes heroicas” de la sierva de Dios Domenica Bedonni in Bernardini, laica, viuda y madre de familia nacida en Verica el 12 de abril de 1889 y fallecida en Modena el 27 de febrero de 1971 (Gazzetta di Modena, 7 de mayo).

Educación cristiana

Su historia es ya muy conocida, no sólo en Modena, sino en toda Italia y hunde sus raíces en la pobreza de finales del 1800: una historia de trabajo duro en los campos de la montaña, de virtudes familiares, pero sobre todo de educación cristiana, que los Bernardini supieron transmitir a los hijos de manera excepcional (Modena Today, 8 de mayo).

Los ocho hijos consagrados

De los diez hijos de la pareja, de hecho, ocho escogieron la vida religiosa: cinco entraron en la congregación de las Hijas de San Pablo, una se hizo franciscana (sor Igina, sor Agata, sor M. Amalia, sor Raffaella, sor Augusta, sor Teresa), dos capuchinos, uno de los cuales es arzobispo emérito de Smirne (respectivamente el padre Sebastiano Bernardini y monseñor Giuseppe Bernardini).

La causa de beatificación

La Congregación para las Causas de los Santos otorgó, en 2005, el consentimiento para la apertura de la causa en la diócesis de Modena.

El 20 de mayo de 2006, en Verica – escribe Modena Today – se instaló el Tribunal Eclesiástico bajo la presidencia del arzobispo monseñor Benito Cocchi. La fase diocesana del proceso informativo de la causa de beatificación y canonización se cerró en 2008 con el envío de la documentación a la congregación de Roma.

“Demos gracias a Dios”

Es muy famosa la frase que a Domenica le gustaba repetir: “Dios nos ha bendecido tanto: nunca le podremos agradecer lo suficiente”. La relación de ambos con el Señor era muy intensa todos los días. Domenica y Sergio vivieron juntos 52 años. (www.coniugibernardini.it)

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.