Aleteia

El tiempo que apresura mal

© JESHOOTS
Comparte

Reflexión para vencer el estrés

El tiempo me apresura con sus pasos
diciendo que no habrá cuando yo llegue.
Que tendré que conseguir porque no es dado
lo que el límite me dice: tú no tienes.
 
Mas sé por experiencia, y comprobado,
que el límite, sólo hace que tu amor comience.
Que donde dice: “Se acabó”. Tú me dices: “¡Vamos!,
abre tus ojos y verás lo que aparece”.
 
Que donde dice: “Hasta aquí llegaste vos”,
tú me dices: “Es allí, a donde Yo digo: ‘Presente’”.
Que donde dice: “¿Cómo, no eran dos?”,
tú me dices: “Recuerda, somos uno para siempre”.
Que donde dice: “Para ti no hay más perdón”;
tú me dices: “lo habrá mientras mi entraña se rebele”.
 
Que donde dice: “Se fue y no vendrá hoy”,
tú me dices: “El que ama siempre vuelve”.
Señor, cuando la espera parezca sin razón,
que sepa que el que espera, el tiempo, vence,
ya que eterno das tu Amor
en este tiempo mío, más que breve.
 
Javier Albisu sj
  
Artículo originalmente publicado por Oleada Joven
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.