Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Habacuc
home iconEspiritualidad
line break icon

La melancolía y la tristeza son cadenas.

Nestor Mora - publicado el 19/05/15

El Papa Francisco nos ha indicado muchas veces que un cristiano triste no es un buen cristiano. Un cristiano triste es una persona con problemas que necesita de nuestro apoyo y comprensión. Es una persona a la que la vida le está pasando facturas que no comprende y por eso se cierra en sí mismo, oculta las heridas.

La base de la tristeza es la melancolía. Uno se siente melancólico cuando quisiera vivir otra vida o vivir de otra forma y desespera porque no es así. La melancolía es la tristeza que agarrota, cierra y destroza nuestro interior. Es la tristeza que nos para en seco y nos hace enfrentarnos a los demás.

No demos entrada a la tristeza los que ahora vivimos y, si es posible, transmitamos a los que han de venir la absoluta seguridad en estas palabras: «Yo estoy con vosotros hasta la consumación de los siglos» ‪#‎SanAgustin (Tratado sobre el Evangelio de San Juan 44,6)

La tristeza se combate con esperanza y la esperanza proviene de la confianza en Dios. La confianza en Dios proviene de abrir nuestro corazón para que la Gracia de Dios actúe.

El primer paso para la desesperanza y la melancolía es pensar y actuar como si Dios no nos hiciera falta. Pensar que no le interesamos a Dios ¿Cómo no va a necesitar la mano del artista, la herramienta que le permite trabajar? Sin la mano del Artista, la herramienta queda en un rincón oxidándose y llenándose de polvo. Sin la mano del Artista, la herramienta no tiene sentido. Sin sentido, todo es adversidad y desesperanza.

Pero el Artista no nos olvida, nos ama y espera a que le dejemos actuar en nosotros: «Yo estoy con vosotros hasta la consumación de los siglos». Limpiarnos, afilarnos, sacarnos brillo, todo esto con el objetivo de utilizarnos para estar presente en el mundo en que vivimos. El escultor se hace presente en el mundo de la piedra, a través de la obra que realiza con cincel y martillo. De la misma forma, Dios se hace presente en el mundo a través de nosotros, siempre que nosotros le dejemos transparentarse.

Esta esperanza viene de aceptar que tenemos sentido y que la vida, por muchas adversidades que contenga, es la piedra donde Dios gracias a nosotros. Los golpes del cincel desgastan las herramientas, pero Dios sabe limpiarlas y repararlas siempre que estemos dispuestos. Ese es el gran desafío del ser humano del siglo XXI, reencontrarse con la cercanía y el amor de Dios

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.