Aleteia

¿Se puede escuchar y utilizar música del New Age?

© Enya, Nicky Ryan
Comparte

Hay mucha música «vendida» como new age (¡hasta el canto gregoriano!)

1.- La música forma parte de la identidad del New Age…

Hace algunos años, Luis, universitario me invita a leer libros sobre un nuevo paradigma científico: lo holonímico; diversos adolescentes se interesan y me preguntan por el espiritismo, el cuerpo astral, los chakras, o la reencarnación; comienzo a escuchar que estamos en una nueva Era: Acuario; mi ciudad se empapela con carteles sobre gnosis, esoterismo, ciencias ocultas, o cursillos de autorrealización promovidos por sectas y movimientos nuevos de matriz no cristiana.

En TVE 2 [televisión pública española, n.d.e.] se proyectan documentales sobre la madre Gaia; en diversos monasterios se imparten cursos de Zen, Yoga y técnicas orientales; en los kioscos de prensa, en revistas como Muy Interesante, Natura, Integral, Año 2000, Milenio, se abordan temas de ecología profunda, de androginia, de nueva espiritualidad, de la España mágica… Y, también, gente de mediana edad escucha RNE 3 y las nuevas músicas presentadas por Ramón Trecet; y hasta se compra el canto Gregoriano de Silos como moda musical del New Age…

A la luz de dichas experiencias, pronto me doy cuenta de que el New Age nace como una especie de sensibilidad “epocal”, principalmente en los países y naciones de los llamados primeros mundos. El New Age (la “Era Acuario”) me atrevería a definirla como verdadera bomba de relojería para las religiones. Porque no se trata sólo de una religión más, ni de un nuevo movimiento o una nueva secta. Es una completa «gnosis”, o visión integral de la realidad.

Y, lo que es más grave, no se enfrenta con el cristianismo, ni con las religiones en general, sino que se instala en ellos; e incluso utilizando su mismo lenguaje, su misma espiritualidad y sus mismos símbolos, los da un sentido completamente diferente. Estábamos acostumbrados a convivir creyentes con no creyentes, agnósticos y practicantes. Habíamos oído hablar de las grandes religiones como algo familiar; pero hoy ha nacido algo nuevo. Lo delatan palabras como: «channeling”; «metaphysic centers”; terapias renovadas; meditación transcendental; cienciología y nueva gnosis; y música “ambiental” (ambient music) o del New Age.

Podemos resumir la sensibilidad del New Age con cinco notas:

1.- Holística y armónica (todo se interrelaciona en la realidad);
2.- Ecológica (la tierra es un ser viviente: Gaia);
3.-Andrógina (complementariedad de sexos);
4.- Mística (redescubre lo religioso en la vida cotidiana);
5.- Mundial: o planetaria (la gran y silenciosa conspiración de los hijos de Acuario).

2.- Pilares que sustentan el New Age

a) Religiones orientales, primitivas y esotéricas; la astrología y el esoterismo.

b) Subestructura científica: holísta (de fusión); relacional (no hay un último elemento); ecológica: todo en cada parte y cada parte en el todo; niveles de conciencia: cosa-individuo-totalidad planetaria.

c) Psicología humanista: experiencia del segundo nacimiento o “iluminación de la mente en niveles superiores” (Groff); superación de las religiones tradicionales.

d) Desarrollo del “potencial humano” desde la psicología profunda de la autoconciencia, que nos habla de tres mundos: el mundo de las formas (hábitos sociales); el mundo del fondo (centros energéticos de la máquina humana o karmas); el mundo del trasfondo (grados de conciencia a los que se llega por meditación para descubrir la energía kundalínica)

e) Esteticismo musical: somos como notas de la gran partitura del SER; necesitamos despertar en nosotros “el tercer oído”; la música se denomina, en principio, minimalista, katártica, terapéutica. Con claro protagonismo de la voz humana o de instrumentos armónicos y armoniosos que unifiquen la persona (mente-corazón-acciones).

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.