Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 11 mayo |
San Francisco de Jerónimo
home iconEspiritualidad
line break icon

Las Primeras Comuniones, ¿están convirtiéndose en un «show»?

© Brunifia

Salvador Aragonés - publicado el 16/05/15 - actualizado el 14/07/17

¿Cómo hacer fiesta sin perder el motivo de la fiesta?

Las primeras comuniones, que se celebran principalmente los domingos entre Pascua y Pentecostés, suponen un paso muy importante para la educación en la fe de los niños y hay que evitar convertirlas en un show. Estos hacen su Primera Comunión, después de su primera confesión sacramental, entre los años 8 y 12.

Son niños que se acercan al gran sacramento del amor. Los padres, como primeros y principales educadores de la fe de los hijos, deben, o deberían, participar de una manera activa también en la catequesis propia de la Primera Comunión. Si el niño/a tiene dudas, se lo preguntará a sus padres. ¿Sabrán responder adecuadamente?

El obispo Sebastià Taltavull, presidente de la Comisión de Pastoral de la conferencia Episcopal Española, además de responsable de catequesis, a nivel interdiocesano, para Catalunya y Baleares, afirma que la Iglesia se preocupa de la formación religiosa de los niños desde antes de la Primera Comunión, hasta la confirmación y la edad adulta.

Es muy importante que los padres ayuden, pero si no, se sustituye este vacío educativo y se ofrece, entre otros medios, una catequesis progresiva, adaptada a la edad”. La catequesis para adultos, añade, es prioritaria para asegurar el crecimiento cristiano de todos.

La manera de transmitir la fe, según el obispo Taltavull, ha cambiado en estos años, porque “ha cambiado el concepto de persona, de familia y de sociedad” a nivel público; “han cambiado el lenguaje y los medios de comunicación; la fe ha perdido la relevancia social; su proclamación pública encuentra resistencias”. Es necesario, añade, “el testimonio personal y un tipo de transmisión cordial que asegure los procesos de crecimiento. Hemos de estar muy atentos a ser creativos; eso sí, desde la fe firme en Jesucristo y la confianza de contar con una comunidad cristiana de referencia”.

En las catequesis para la Primera Comunión falla a veces la catequesis a los padres, por no querer participar o porque consideran que ya se lo saben. Lo que preocupa a muchos padres es que el niño/a se la pase bien y la fiesta sea un acto social conseguido. A las niñas se les viste, en ocasiones, como si fueran princesas o novias, con vestidos de tul, peinados artísticos y rostros muy maquillados.

El pasado sábado me encontré, en los alrededores de una ermita de la Virgen, a una niña vestida de Primera Comunión, realmente como si fuera una princesa o una novia. Pregunté a la madre si había hecho la Primera Comunión en la ermita. Me dijo que “todavía no; hoy lo dedicamos a la sesión fotográfica”. Me dio un poco de pena ver que la niña veía que su Primera Comunión era celebrada por sus padres como un show, donde la niña, vestida de princesita, era la gran protagonista.

Dado que la Primera Comunión consiste en una gran fiesta, un grupo de padres no creyentes pidieron en algunos colegios que se celebraran “primeras comuniones laicas”, en que las niñas pudieran lucir sus vestidos de novias o princesas. Quieren la fiesta, el show, pero no el sacramento.

El papa Francisco dijo en una Audiencia General que “es importante que no haya niños sin hacer la Primera Comunión”, por lo tanto hay que esforzarse en llevar a cabo una catequesis que llegue a todos los niños y a todos los padres, los cuales han de continuar después, junto con los catequistas, la formación religiosa de sus hijos. Hacer la primera comunión no debe significar grandes dispendios para las familias, aunque sí será un momento solemne –en sus corazones– para los niños y para los padres.

En muchos colegios a los niños y niñas se les viste de modo sencillo, todos iguales, para eliminar las diferencias y a los padres se les pide que “ayuden” a la labor catequética para con sus hijos. El problema que surge también en las primeras comuniones es con los invitados.

  • 1
  • 2
Tags:
eucaristiafamiliainfancia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
3
MYANMAR
Ary Waldir Ramos Díaz
«Mátenme a mí, no a la gente»: El libro de la monja valiente en M...
4
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
5
FATIMA
Philip Kosloski
Fotos rara vez vistas de los videntes de Fátima, Lucía, Jacinta y...
6
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
7
Obvious
Mamá, me tengo que ir
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.