Aleteia

La Misa Hispano-Mozárabe vuelve a Roma

Facebook Salvador Aguilera López
Comparte

Conoce este antiquísimo rito que será celebrado este sábado en la Basílica de San Pedro

Peregrinos de Toledo se encuentran en Roma, con la intención de mostrarle al papa Francisco la misa en rito hispano-mozárabe. El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez presidirá esta misa en la basílica de San Pedro, con un rito venerable de la Iglesia Española que ha sido conservado en esta archidiócesis.

Historia de este rito

El rito Hispano es la manera propia de celebrar la liturgia en los primeros diez siglos de la historia de España. Los grandes Padres de la Iglesia visigoda lo enriquecieron considerablemente, y también lo hicieron los cristianos que permanecieron bajo la dominación musulmana.

Cuando el Papa Gregorio Vll decidió extender el rito romano a toda la cristiandad europea, los reyes de Aragón y después los de Castilla, no sin resistencias, acabaron por aceptar el rito romano, desapareciendo entonces el rito español en los reinos cristianos de la península.

No ocurrió así en los territorios ocupados y este rito comenzó a llamarse “mozárabe”, nombre de los cristianos sometidos al Islam y fue celebrada mayoritariamente en Toledo. 

En 1085 Toledo fue reconquistada del poder musulmán por Alfonso VI de León y Castilla y el monarca se planteó el problema de la pervivencia del rito mozárabe. Se llegó a una solución de compromiso. El rito Mozárabe se mantendría vigente en seis parroquias de la ciudad. Así perduró el rito Hispano-Mozárabe en seis Parroquias de la archidiócesis.

¿Cómo es una “Misa mozárabe”? 

Lo primero que se encuentra uno es un diálogo vivo entre la comunidad y su Señor y Salvador, Jesucristo. Una curiosa comunión entre el cielo y la tierra. Son características la fracción del Pan en nueve partículas que evocan los principales misterios de la vida de Cristo o el Padre nuestro desgranado por el sacerdote y acogido por la asamblea con sus “amenes”.

En el terreno de las lecturas nos encontramos con tres cada día y cuatro en días y tiempos penitenciales; o el mantener como fórmula de oración universal los Dípticos y estos unidos al Rito de la Paz antes de comenzar la plegaria eucarística.

La Plegaria Eucarítica también es preciosista con un continuo diálogo. Una unidad de la fe, vivida y expresada de modo original, conjuntando la incorporación de elementos nuevos, en diálogo con otras familias litúrgicas y con las cambiantes circunstancias históricas.

A la luz del Concilio
 
Recientemente se ha efectuado una nueva revisión del Misal que ya no pretendía sólo mantener al día la celebración en Toledo, sino también seguir las directrices marcadas por el Concilio Vaticano II en su Constitución sobre la Sagrada Liturgia para todos los Ritos Católicos. 

Gran mérito de que esta obra haya llegado hasta nosotros la tiene el que fuera Cardenal Primado, don Marcelo González Martín,  en su doble calidad de Arzobispo de Toledo-Superior responsable del Rito y de Presidente, a la sazón, de la Comisión de Liturgia de la Conferencia Episcopal. 

Nombró una Comisión de expertos sacerdotes toledanos y de otras diócesis así como de congregaciones religiosas, que en un trabajo de nueve años, consultando archivos y bibliotecas, manuscritos y códices publicados, lograron restituir el Misal Hispánico a su auténtica y genuina pureza,. 

Juan Pablo II y su celebración en 1992
  
En el año 1992, fue presentado al Santo Padre Juan Pablo II el primer volumen del Nuevo Misal Hispano-Mozárabe. El Papa quiso entonces celebrar la Santa Misa en este Venerable Rito, y así lo hizo el 28 de mayo de 1992, solemnidad de la Ascensión del Señor.

Fue un hito histórico y, de alguna manera, las manos de Juan Pablo II elevaron la patena de la fe de la Iglesia Hispana, de sus mártires, confesores, vírgenes y doctores, unida con la Iglesia de Roma.

Ahora, el cardenal-arzobispo de Toledo, monseñor Braulio Rodríguez vuelve a celebrar en Rito Hispano-Mozárabe en la Catedral de San Pedro, en el centro de la Cristiandad.

Con información de la página web del arzobispado de Toledo

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.