Aleteia

Concierto para pobres en el Vaticano: La música nos une a Dios

© OSSERVATORE ROMANO / AFP
VATICAN-POPE-REFUGEE-MIGRANTS In this handout picture released on October 1st, 2014 by the Vatican press office Pope Francis meets with migrants a year after their boat sank a year ago killing more than 300 African asylum-seekers near Lampedusa. AFP PHOTO / OSSERVATORE ROMANO/HO RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / OSSERVATORE ROMANO" - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS
Comparte

Dos mil pobres entre música, sonrisas y aplausos para romper la sordera de la exclusión social

Ancianos sin familia, inválidos, indigentes, prófugos de guerra, se encontraban entre las dos mil personas que participaron en primera fila, por voluntad de Papa Francisco, en el »Concierto para los Pobres» que tuvo lugar este jueves 14 de mayo en el Aula Pablo VI del Vaticano para sostener las obras de caridad del pontificado.
 
Sentados frente a la platea principal del Aula Nervi, los "preferidos de Francisco" escucharon la orquesta filarmónica Salernitana “Giuseppe Verdi” dirigida por el maestro Daniel Oren y monseñor Marco Frisina, director del Coro de la diócesis de Roma.
 
La música que resonó en el Vaticano fue una ocasión más para reafirmar la dignidad de los pobres. Un concierto para recordar la decencia de la necesidad, y la suciedad de una sociedad que no se lava fácilmente con jabón la indiferencia y no alcanza a cubrir la vergüenza en traje de etiqueta cuando repulsa a los más débiles.
 
La poesía de Dante, en un homenaje por los 750 años de su nacimiento, y los personajes del poeta Ulises, Francesca de Rímini y Beatriz guiaron el recorrido musical.
 
Música y alegría para recordar que los pobres tienen una dignidad
 
Francisco, que no estuvo presente en el concierto, no se equivocó cuando agradeció este miércoles a los organizadores del Concierto por “sembrar alegría, no una alegría que divierte un momento, no; la semilla permanecerá en el alma de todos y hará mucho bien”.
 
Un joven de Somalia que llegó a Italia en el 2003 atravesando el desierto y el mar Mediterráneo dijo a Radio Vaticano después del concierto que vivía en la calle y la Caritas de Roma le abrió los brazos para darle una familia. La dulce melodía que llegó a sus oídos era una "caricia de una Iglesia casa de todos", como dijo Francisco, cuando invitó gratis a visitar la Capilla Sixtina a un grupo de indigentes.
 
En otro testimonio, un indigente tocado por la caridad del Papa y el gesto concreto de la apertura de las duchas en el Vaticano, sostuvo que era un voluntario, que su vez ayudaba a otras personas que vivían en la calle. Motivado por el mensaje de caridad de la Iglesia y del llamado de servir a los demás.
 
Estas son las fotografías humanas de los presentes en el concierto querido por el Papa, "un mimo" para elevar al cielo, al menos por un instante, a los hombres, porque antes que nada eso son: hombres.
 
La música para unirnos a Dios
 
La música tiene la capacidad de unir a las almas y de unirnos con el Señor, nos lleva siempre.. es horizontal y también vertical, se eleva y nos libra de las angustias. Incluso la música triste, pienso en algunos adagios de aflicción, también nos ayuda en los momentos difíciles’”, sostuvo el Papa Francisco, el día anterior al concierto dirigiéndose a los organizadores y patrocinadores del »Concierto para los Pobres».
 
»Muchas gracias porque nos sentará bien a todos poner espíritu en medio del mercantilismo que siempre nos rodea y nos menoscaba, nos quita la alegría. Y como creyentes tenemos la alegría de un Padre que nos ama a todos y la alegría de poder ser hermanos de todos”, expresó Francisco.
 
El evento musical ha sido patrocinado por la Limosnería Apostólica, los Consejos Pontificios para la Cultura y la Promoción de la Nueva Evangelización y la Fundación San Mateo en memoria del cardenal Van Thuân.
 
Los "huéspedes de honor" del concierto fueron las personas más necesitadas, pero también los voluntarios y los operadores de la Diócesis de Roma, el Centro Astalli para los refugiados, el orden de Malta, el Unitalsi del círculo de San Pedro y la Comunidad San Egidio. 
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.