Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 30 julio |
San Pedro Crisólogo
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Cómo es el amor de Dios?

pixabay

Carlos Padilla Esteban - publicado el 13/05/15

El amor de Jesús en la tierra es la forma como Dios nos ama

El amor de Jesús tiene que penetrar las capas más profundas de mi alma, en mi subconsciente.

SWIMMING
Photo by Jeremy Bishop on Unsplash

¡Cuánto nos cuesta profundizar! Vivimos en la superficie, llevados por las olas de la vida, amando superficialmente, sin hondura, sin solidez. Es necesario que Dios acaricie con su amor las capas más hondas del alma y ponga orden en mi amor.

¡Qué bonita la expresión! Él ordena en mí el amor. ¡Cuánto desorden hay hoy en el hombre! ¡Cuántos amores desordenados llevamos guardados en el corazón!




Te puede interesar:
3 amenazas que pueden estar entorpeciendo tu vida interior

Vivir con el alma anclada en el amor de Dios, ordenada en Él. Es el bien que Él quiere para mi vida. Necesito dejar que Él penetre hasta las más hondas capas de mi alma para que su amor venza en mí.

Como el Padre

Jesús se siente amado por su Padre hasta lo más profundo de su ser. Esa es su verdad más honda. Pienso en las palabras que dice en la última cena.

Parece imposible pensar que frente a la injusticia más grande que ningún hombre ha cometido nunca, Jesús hable del amor de su Padre: “Como el Padre me ha amado, así os he amado Yo”.

Me conmueve mucho. Yo no soy así. En la oscuridad no veo a Dios, y es cuando más lo necesito. Dudo a veces de su presencia a mi lado. Dudo muchas veces al ver sufrir a los que amo. Dudo cuando caigo y dejo de creer que me siga queriendo.




Te puede interesar:
¿Empiezas a desconfiar de Dios? Toma estas 2 anclas

Ante las cruces, ante la injusticia, ante el fracaso humano como el que sintió Jesús en su corazón, nosotros muchas veces clamamos al cielo.

¿Dónde está Dios? ¿Dónde está la justicia, dónde su amor? ¿Dónde está mi Padre que no viene a rescatarme? ¿Cómo me deja vivir esto solo? ¿Por qué no lo soluciona?

Clamamos y no vemos a Dios crucificado a nuestro lado, amándonos más que nunca. Y Jesús sabe que en ese momento el Padre lo sostiene, el Padre está con Él, a su lado. Que ahora más que nunca es su hijo.

CATHOPIC
Cathopic

Los dos comparten el mismo amor por el hombre, los dos comparten la impotencia frente a la libertad humana, esa sagrada libertad por la cual el hombre quiere erigirse en Dios.

Jesús vino a la tierra a mostrarnos el rostro de Dios, a darnos el amor de Dios. Nunca he entendido cómo después de conocer a Jesús podemos dudar del amor de Dios. Adoramos a un Dios distinto.

Por amor se dejó matar, se dejó prender. En su vida fue por los caminos acompañando a los que estaban más solos. Sólo con su mirada acogía, sanaba, porque estaba llena de compasión y perdón. Se dejó atravesar. No pidió nada, lo dio todo. Compartió nuestra vida descalzo, pobre, necesitado.

Dejó de saberlo todo para compartir mi búsqueda, mi propia ignorancia y desconcierto. Dejó de poder hacerlo todo para mostrarme el amor que vence el miedo, las dudas y la inquietud desde la propia impotencia, desde la confianza más grande.


NATURE

Te puede interesar:
¿Qué es el amor verdadero?

¿Cómo puedo ahora pensar que Dios es inflexible, que espera mis resultados perfectos, que me condena si no cumplo, que contabiliza mis pecados, que está lejos de mí cuando más lo necesito?

El amor de Jesús en la tierra es la forma como Dios nos ama. Es el amor que lo deja todo, que renuncia a todo, que espera siempre, que me perdona. Que muere por mí, para darme la vida.

Es el amor del que se pone en mi lugar. Jesús da la vida. Jesús ama la vida. Tiene el corazón atado a sus amigos y ama su misión de vendar heridas, de llevar alegría, de tocar a los que nadie quiere tocar, de hablar de un Dios que es Padre y no nos ha dejado huérfanos.

Da su libertad, su vida. Se queda sin sanar a más. ¡Qué difícil sería para Él dejar solos a tantos que sufren! Aceptar que tenía que dejar a los hombres. Da su vida, la entrega. En realidad, ya la había entregado antes por los caminos. No se había reservado nada. Aquella noche la da del todo y para siempre.

  • 1
  • 2
Tags:
almaamor
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.