Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 16 junio |
Santa Julita y san Quirico
home iconEstilo de vida
line break icon

La importancia de saber dar y recibir afecto en el matrimonio

<a href="http://www.shutterstock.com/en/pic.mhtml?id=143173708&amp;src=id" target="_blank" />Couple looking at the horizon</a> © nenetus / Shutterstock

Orfa Astorga - publicado el 12/05/15

Un nuevo artículo del consultorio familiar de Aleteia

Muchos problemas que abren las puertas a la frustración, insatisfacción, subestimación, soledad, etc.,  son aparentemente difíciles, sin embargo, se atenuarían o resolverían, si simplemente los conyugues buscaran la manera de que el otro se sintiera más querido,  a pesar de sus defectos o errores. Tanto así, que ambos tuvieran la certeza de que se le ama, no a pesar de sus defectos, sino con todo y sus defectos; lo que les animaría aún más en la lucha por superarlos, en correspondencia.

Si  existe la incapacidad para dar y recibir afecto en   la pareja o en uno de los conyugues, esta  puede tener su causa en muchos factores, y es algo  que se puede subsanar; por lo que deberán dejarse ayudar por un profesional que les enseñe a expresar y acoger del  otro sus sentimientos, en lugar de esconderlos profundamente en su interior volviéndose impenetrables.

Una vez resuelto el trasfondo que impide la manifestación y recepción de los afectos, no son necesarios profundos análisis teóricos sobre el “como” empezar a vivirlos.

Una lista de amor para el esposo.

Un buen día, el esposo hace una lista de posibles oportunidades para alegrar a su esposa, mentalizándola para poder decirle  lo que siente precisamente  en ese  momento, con la mayor sinceridad.  Al día siguiente deberá retomar esa lista e ir ampliándola, hasta que en la práctica el amor se manifieste espontaneo: frases, miradas de admiración, gestos, sonidos sin palabras, etc. Como el grafico ejemplo de besar la propia mano y luego soplar sobre el beso, dirigiéndolo al conyugue.

Algunos ejemplos, pueden ser:

  • Decirle a la esposa lo guapa que esta.
  • Lo bien ordenada y limpia que tiene la casa.
  • Las excelentes compras que ha hecho.
  • Lo bien que resolvió este o aquel detalle respecto a la educación de uno de los hijos.
  • Qué tal si le cuenta de su trabajo con su penas y alegrías, pidiéndole consejo sobre tal o cual situación.
  • Lo mucho que  ha disfrutado el regalo que recibió en el cumpleaños; las flores que sembró en el  jardín; el cuadro que compró…
  • Escucharla siempre atentamente,  sobre todo,  acoger de ella la más leve de sus caricias.

La lista del amor puede ser larga, creativa y llena de intencionalidad amorosa.

¿Qué tal una lista del amor para la esposa?

  • Reconocer lo bien que le quedo la reparación de alguna descompostura en la casa o lo puntual del mantenimiento del coche; el control de los pagos de los servicios, etc., etc.
  • Interesarse  e Informarse más sobre lo que opina en política, negocios, la opinión pública; el resultado de este o aquel partido de futbol; las dificultades del trabajo; las amistades con las que le gusta compartir su tiempo libre, etc.
  • Escucharlo siempre atentamente, y sobre todo acoger de él, la más leve de sus caricias.

Estos pequeños grandes detalles se van descuidando en la pareja y no obstante… ¿recuerdan? estaban con frecuencia muy  presentes en el noviazgo.

Algo muy importante, es que, ante un defecto de carácter, una dificultad o error cometido, los esposos no reaccionen con acciones o frases hirientes. Es en estos momentos cuando se debe ejercitar el verdadero amor en la paciencia y comprensión con las limitaciones del otro. Se trata de no abrir nuevas heridas o hacer más profundas las  existentes retrasando un proceso de curación.

Aun así, sin llegar a apasionamientos, las diferencias y las discusiones son inevitables, pero serán como la sal o pimienta de la relación e inevitablemente vendrán las paces y el amoroso abrazo.

En eso consiste—principal, aunque no exclusivamente—la capacidad de expresar bien los propios afectos, de comprender al otro, de interesarse por él, de salir de si, en una palabra, de amar. Que es siempre cuidar al otro y expropiarse en su favor.

Esa capacidad de dar  y recibir afecto entre los esposos, da frutos al expander  con más fuerza su amor hacia los hijos.

Por Orfa Astorga de Lira.
Orientadora Familiar
Máster en matrimonio  y Familia.
Universidad de Navarra. 


Tags:
afectividadfamiliamatrimoniosinodo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
SAINT DOMINIC SAVIO
Philip Kosloski
¿Te preocupa tu adolescente rebelde? Aquí tienes a tu santo patró...
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
SOS DESAPARECIDOS
Alvaro Real
Olivia, Anna y el mal: ¿Por qué? Nos queda llorar y rezar
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.