Aleteia

Sí, es real: Educación humanística en latín y gratuita

Accademia Vivarium Novum
Comparte

Conozca la Vivarium Novum y su propuesta de formación integral inspirada en los ideales del humanismo

Es bastante significativo que los programas de educación en vigor actualmente no están logrando formar ni la cantidad necesaria de profesionales altamente cualificados ni ciudadanos plenamente comprometidos en transformar la sociedad en una verdadera familia humana.

Entre las causas de la deficiente formación de nuestros jóvenes, está la cada vez más clamorosa gran laguna dejada por el descuido de la formación humanística.

Los alumnos, en general, no son incentivados a esculpir en sí mismos el ideal de la persona integral, sino que en muchos casos, sólo se trata de cumplir la formalidad de pasar por la escuela, obtener un certificado de papel cada vez menos significativo y llegar a un mercado de trabajo que reduce aún más a la persona a una simple ejecutora de funciones disociadas del “resto de la vida real”.

En este contexto de deshumanización, existen iniciativas que van firmemente contracorriente. Es el caso, entre otros, de la AcademiaVivarium Novum, fundada en 1991 en Italia, con la propuesta de ayudar a jóvenes talentosos del mundo entero a conquistar una sólida formación cultural que corrobore en ellos los valores de la humanitas y de la dignitas hominis.

Los alumnos de la academia tienen la oportunidad de aprender latín y griego antiguo, las lenguas clásicas de la cultura occidental, a fin de dialogar, bajo la orientación de profesores expertos, con los grandes escritores de nuestra historia sobre los grandes problemas que hasta el día de hoy afligen a la humanidad.

La Vivarium Novum retoma la gran tradición de las escuelas humanísticas, su método de enseñanza y de formación y la visión de mundo libre y crítica que esa educación logra desarrollar.

Como base, la institución asume la idea de alcanzar la dignitas hominis, a través del continuo trabajo de dominio de sí, orientado a liberar las bajas pasiones y volver al alumno cada vez más señor de la genuina humanitas.

Los fundadores de la academia tienen la convicción de que tal refinamiento del individuo y de toda la sociedad humana no puede suceder sin el diálogo fecundo con quien nos precedió en esta breve estación terrena; grandes hombres cuyas voces aún están presentes y vivas en las obras y en el pensamiento que legaron.

En vez de un humanismo genérico y nebuloso, la academia propone a sus alumnos, primordialmente, un acceso real al inmenso patrimonio de los textos clásicos, medievales, humanísticos y post humanísticos transmitido en las lenguas que son el fundamento y el vehículo de la cultura occidental.

Los alumnos de la Vivarium Novum se dedican intensa y seriamente, por lo tanto, al sólido aprendizaje del latín y el griego, aprendiendo a dominarlos como una segunda o tercera lengua propia.

Es así, bajo el parecer de la academia, que ellos podrán penetrar en las cortes de los antiguos hombres y combinar lo particular con lo universal, la sublime utopía del espíritu con el honesto desencanto de quien sabe unir res y verba y jamás separar la scientia litterarum de la experiencia rerum.

Durante el año, los estudiantes analizan y discuten miles de páginas de autores clásicos, cristianos, de la Edad Media, del Renacimiento, penetrando en la obra de los grandes para reflexionar de manera profunda sobre los mayores desafíos que el mundo actual presenta al individuo y a la colectividad.

El clásico y el humanístico, sin embargo, no son una norma a cuyo dictamen se deba conformar, ni un modelo a imitar de manera servil; la propuesta es que el alumno haga suyo el debate de los mayores y lo transforme en un germen que florezca en formas nuevas, capaces de responder a las exigencias que los tiempos y la historia nos proponen.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.