Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 20 enero |
San Sebastián
home iconEspiritualidad
line break icon

François Michelin (1926-2015): El empresario católico por antonomasia

THIERRY ZOCCOLAN - AFP

Alfa y Omega - publicado el 07/05/15

Murió con la misma discreción con la que había vivido, y en una residencia católica

Este miércoles falleció a la edad de 88 años François Michelin que rigió los destinos de la empresa familiar entre 1959 y 1999. De fuertes convicciones católicas, su horizonte ético era el trazado por las enseñanzas de la Doctrina Social de la Iglesia.

Pues sí,  François Michelin, el titular de una fortuna estimada en 1.300 millones de euros –según un artículo publicado el pasado otoño por la revista Challenges– ha muerto  con la misma discreción con la que había vivido, y en una residencia católica. Durante más de cuatro décadas fue presidente de la marca de neumáticos simbolizada por el muñeco Bibendum; una marca fundada en 1889 en Clermont-Ferrand por su abuelo Édouard y su tío abuelo André.

Huérfano de padre y madre desde los 10 años, en 1940 su abuelo, a punto de morir, le designó heredero. Sin embargo, no se comportó con la arrogancia que su posición y linaje le garantizaban: antes al contrario: tras completar sus estudios de Matemáticas y de Ciencias Políticas, ingresó en la empresa  familiar no como  directivo, sino como simple obrero, y con un nombre falso.

Cuando tomó las riendas, desempolvó el proyecto de neumático radial, patentado por su empresa  pero que no había sido utilizado: en efecto, los entonces directivos de Michelin opinaban que la mayor solidez de este nuevo tipo de neumático podría impactar de forma negativa en el volumen de negocio, al tener que renovarlos con menor frecuencia.

Pero François, que pensaba a largo plazo, optó por generalizar la comercialización masiva del neumático radial. Los hechos le dieron la razón y el neumático radial permitió a Michelin tomar una importante ventaja estratégica.

No todo fueron vacas gordas: el choque petrolífero de finales de los 70 generó, entre otras consecuencias, un desplome de la demanda en el mercado mundial del neumático; para Michelin supuso los primeros despidos de su historia.

Y para su presidente, profundamente imbuido de las enseñanzas de la Doctrina Social de la Iglesia, un caso de conciencia. Pero había que reaccionar: François Michelin supo adaptarse a la globalización  y el desarrollo internacional de la empresa se plasmó en importantes inversiones en Estados Unidos y en otros países.

No tanto en España, donde la marca del muñeco Bibendum está presente desde 1934. Por cierto, una de las últimas apariciones públicas de François Michelin tuvo lugar el pasado 29 de octubre en Aranda de Duero, con motivo de la entrega del diploma que le acreditaba como ciudadano de honor del municipio burgalés, donde Michelin tiene una planta.

Aceptó el honor emocionado, pero no destacaba por su apego a los oropeles -solo aceptó la Legión de Honor en 2009 y en el grado más bajo, el de caballero-; no: su horizonte era una intensa fe católica que perfeccionaba desde sus años de internado y que le fue de gran ayuda en su faceta empresarial. “Cuando vi como vivía mi abuelo, entendí que el dinero era cómodo, pero si nos descuidamos, se puede convertir en una droga. Nunca olvidaré dos cosas que me decía mi abuelo: la primera, que  la verdad y la realidad pueden más que tú; la segunda, que el dinero tiene que ser un servidor y nunca un amo”.

Hace nueve años, la fe le permitió sobrellevar con entereza el mazazo más grande de su vida, la muerte en un accidente de pesca en alta mar de su hijo Édouard, que le había sucedido al frente de Michelin en 1999. «La fe conduce a la noción de vida eterna. No hay desaparición. La vida cambia, es la vida total. ¿No se dan cuenta de lo que significa? Es algo extraordinario».

Descanse en paz François Michelin.

Escrito por J.M. Ballester Esquivias (@jmbe12), en Alfa y Omega

Tags:
empresamanagementtestimoniovida
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
WOMAN PRAYING
Felipe Aquino
La increíble fuerza de la oración de una madre por un hijo
2
ALFONSO MAYORGA;
Macky Arenas
Una familia de hermanos, a punto de un record Guinness: suman 1.2...
3
BLESSED CHILD
Philip Kosloski
Pide la protección de Dios sobre tus hijos con esta oración de la...
4
Jesus Colina
Histórico: Descubierto un impactante Cristo de El Greco
5
Carmen Neira
Los últimos días de Robin Williams, el cómico cuya vida era una t...
6
TudoSobreMinhaMae.com
Cómo desarmar el berrinche de tu hijo con una pregunta
7
CHRISTIAN TOMBSTONE
Francisco Vêneto
Encuentran en Israel una losa de 1.400 años con una inscripción m...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.