Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 02 marzo |
San Ceada
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Cuándo se puede hacer confesión comunitaria?

Editora Cléofas - publicado el 07/05/15

Ha habido abusos en el uso de la confesión comunitaria, y se ha usado fuera de las normas de la Iglesia

NOTA: El artículo se refiere a la confesión comunitaria, es decir, a las absoluciones generales sin confesión individual. No confundir con las celebraciones comunitarias de la penitencia, que son días señalados en los que las parroquias realizan una celebración dentro de la cual tienen lugar las confesiones y absoluciones individuales, algo perfectamente correcto.  

Desgraciadamente ha habido abusos en el uso de la confesión comunitaria, y esta ha sido empleada fuera de las normas de la Iglesia.

El día 7 de noviembre de 2006, el Papa Benedicto XVI habló de la confesión comunitaria y pidió a los sacerdotes observar rigurosamente las normas de la Iglesia sobre el sacramento de la Penitencia, en particular las que afectan a la absolución colectiva.

Constatando “la crisis del sacramento de la Reconciliación”, el Papa invitó a los obispos de Suiza, en visita ad limina apostolorum “a relanzar en vuestras diócesis una pastoral penitencial que estimule la confesión individual”.

El Papa dijo: “Pidan a sus sacerdotes que sean confesores asiduos, ofreciendo generosamente a los fieles horarios apropiados para la confesión personal, estimulándolos para que ellos mismos se aproximen con frecuencia a este sacramento”.

Exhorten a los fieles a aproximarse regularmente al sacramento de la Penitencia, que permite descubrir el don de la misericordia de Dios y lleva a ser misericordiosos con los demás, como Él”.

La confesión “ayuda a formar la conciencia, a luchar contra las malas inclinaciones, a dejarse curar por Cristo, a avanzar en la vida del Espíritu”.

El Papa invitó a los sacerdotes “a observar rigurosamente las normas de la Iglesia sobre la absolución colectiva”, “que exigen situaciones verdaderamente excepcionales para recurrir a esta forma extraordinaria del sacramento de la Penitencia”.

Estas normas, recordó, son presentadas por el Motu proprio Misericordia Dei, publicado por Juan Pablo II el 7 de abril de 2002.

Según este documento, la “absolución general” o “colectiva” tiene un carácter de excepcionalidad” y no puede transmitirse con carácter general, a no ser que se den dos condiciones. El Catecismo de la Iglesia explica cuándo se puede realizar la confesión comunitaria:

§1483 “En casos de necesidad grave se puede recurrir a la celebración comunitaria de la reconciliación con confesión general y absolución general. Semejante necesidad grave puede presentarse cuando hay un peligro inminente de muerte sin que el sacerdote o los sacerdotes tengan tiempo suficiente para oír la confesión de cada penitente.

La necesidad grave puede existir también cuando, teniendo en cuenta el número de penitentes, no hay bastantes confesores para oír debidamente las confesiones individuales en un tiempo razonable, de manera que los penitentes, sin culpa suya, se verían privados durante largo tiempo de la gracia sacramental o de la sagrada comunión.

En este caso, los fieles deben tener, para la validez de la absolución, el propósito de confesar individualmente sus pecados graves en su debido tiempo (CIC can 962, §1).

Al obispo diocesano corresponde juzgar si existen las condiciones requeridas para la absolución general (CIC can 961, §2). Una gran concurrencia de fieles con ocasión de grandes fiestas o de peregrinaciones no constituye por su naturaleza ocasión de la referida necesidad grave. (cf  CIC can 962, §1, 2)”.

Es importante señalar que la Iglesia obliga a la persona que realizó una confesión comunitaria a confesarse con el sacerdote tan rápido como sea posible. De este modo, la confesión comunitaria, aunque válida, no sustituye a la confesión auricular.

Observe también que el documento declara que “no constituye suficiente necesidad no disponer de confesores sólo a causa de una gran concurrencia de penitentes, como puede suceder en una gran fiesta o peregrinación”.

  • 1
  • 2
Tags:
confesionsacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
3
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
4
TIMOR LESTE
Redacción de Aleteia
La última frase de san Juan Pablo II antes de morir
5
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
6
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
7
NEWBORN
Cerith Gardiner
12 nombres de bebés varones que combinan bien con «María»
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.