¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Así es la ayuda más reciente del Papa Francisco a Irak

HCR/S. Baldwin
Des civils déplacés dans le gouvernorat de Duhok, en Iraq.
Comparte

Tras tres días en Irak, el enviado del Papa, el cardenal Sandri, destaca la misión heroica y ecuménica de los sacerdotes en una tierra golpeada por la violencia fundamentalista

El enviado especial del Papa Francisco a Irak, el cardenal Leonardo Sandri, concluyó este martes 5 de mayo la visita de tres días a la comunidad cristiana iraquí pasando por las ciudades de Bagdad, Erbil y Duhog. Asimismo, en Erbil saludó a los obispos de Irak junto con los organismos de la ROACO (Reunión de las Obras de Ayuda a las Iglesias Orientales).
 
He visto con mis propios ojos la dedicación heroica de tantos buenos sacerdotes que son verdaderos pastores que no escapan y se quedan junto a su rebaño”, contó el cardenal Sandri.
 
El prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales terminó la misión especial encomendada por el Papa Francisco llevando la bendición y la ayuda del Papa a los cristianos iraquíes que viven la violencia del fundamentalismo militante del autoproclamado Estado Islámico, ISIS.
 
Ayudar al prójimo más importante que las discusiones teológicas
 
El cardenal prosiguió en su mensaje a los Obispos de Irak: “Estoy emocionado por la profunda comunión que anticipa cualquier discusión teológica, aunque sea necesaria, y cada acuerdo ecuménico, cuando sacerdotes de diferentes Iglesias cristianas se estiman y organizan junto con los laicos actividades de asistencia para las personas desplazadas, o se encargan de la formación en las escuelas y parroquias”, constató.
 
Visita de tres días entre oración y ayuda concreta
 
Además de visitas de protocolo, oración y encuentro con las comunidades, el cardenal participó en la organización del trabajo de las diferentes agencias de la ROACO en proyectos para el bien de las minorías del país.
 
En este contexto, el cardenal agradeció igualmente a las autoridades civiles de Irak su labor en favor de las minorías y de cuantos sufren a causa de la persecución.  
 
El cardenal estuvo en Bagdad, donde celebró la Divina Liturgia en la catedral caldea de San José y almorzó con los refugiados asistidos por diversas instituciones eclesiales.
 
En Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, se unió a la delegación de la ROACO que está poniendo a punto proyectos de ayuda en diversos ámbitos pastorales y de socorro a los refugiados.
 
Colaboración ecuménica para ayudar a las minorías
 
La Iglesia católica en Irak está tejiendo relaciones muy finas con los patriarcas orientales Louis Raphaël I Sako, de la Iglesia católica caldea e Ignace Joseph III Younan, de la Iglesia católica siria.
 
Por su parte, el cardenal recomendó a los obispos, miembros de los Sínodos de las Iglesias patriarcales respectivas, que sigan colaborando y manteniendo la comunión con los patriarcas orientales.
 
De esta manera, indicó que ante el clima de violencia que vive el país, se hace aún más necesaria la comunión “profunda” entre las Iglesias “caldea y la siro-católica, que son mayoritarias, y entre ellas y las más pequeñas”. También pidió a los obispos iraquíes que no caigan en el aislamiento o en una actitud autorreferencial.
 
El cardenal Sandri concluyó su discurso y visita pidiendo la protección de la Virgen María y de san Pedro para el Papa Francisco, ”siempre tan cercano a los cristianos de Oriente Medio y a todos los perseguidos”. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.