Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 02 marzo |
San Ceada
home iconEstilo de vida
line break icon

Bebés-medicamento: Qué problemas suscitan y qué alternativas hay

Net Doktor-cc - modified photomontage

Observatorio de Bioética UCV - publicado el 05/05/15

5 objeciones éticas y 1 propuesta para tratar de evitar la transmisión de enfermedades hereditarias de otra manera

Por Justo Aznar, director del Instituto de Ciencias de la Vida (Universidad Católica de Valencia)

¿Qué cuestiones médicas y éticas implica la producción de bebés-medicamento para tratar de evitar la transmisión de enfermedades congénitas y/o hereditarias, de padres que las padecen a sus hijos? 

Desde el punto de vista médico, esencialmente consiste en producir por fecundación in vitro varios embriones de la pareja que puede transmitir la enfermedad a su hijo, seleccionar uno que no la padezca y que sea histocompatible con el hermano enfermo, e implantarlo en su madre para ver si se consigue un embarazo. El resto de los embriones, tanto enfermos, como sanos no histocompatibles, se desechan, es decir se eliminan.

Desde la ética, tras dejar sentado que para nada se pretende valorar la intención de los padres que desean utilizar esta técnica, este procedimiento suscita 5 objeciones:

1. En primer lugar es necesario tener en cuenta que para la producción del bebé-medicamento ha habido que utilizar la fecundación in vitro, la cual, como es sabido, tiene objetivas dificultades morales, derivadas fundamentalmente de que con ella se produce un ser humano al margen del único procedimiento que su dignidad exige, que no es otro que la donación de amor en el acto físico de la relación sexual de sus padres.

Nos parece imprescindible tener en cuenta este aspecto al realizar una valoración ética global de la producción de bebés-medicamento.

2. La segunda dificultad ética estriba en que los bebes-medicamento se producen para ser utilizados como material biológico específicamente destinado a tratar a otro niño enfermo. En este caso su hermano. Este concepto de niño producido para algo no parece compatible con la dignidad del ser humano, que siempre debe ser concebido como alguien, directamente querido por sus padres, es decir pensado únicamente en su propio bien.

Por ello, importantes corrientes bioéticas anglosajonas basan la idoneidad ética de la producción de los bebés-medicamento en que estos, los niños producidos, sean directamente deseados y amados por sus padres, con independencia de que adicionalmente puedan servir para curar a su hermano enfermo. Ese acto directo de amor es lo que cohonestaría éticamente su producción.

Sin embargo, en la decisión de producir un bebé-medicamento no parece fácil armonizar el querer tener un nuevo hijo, como consecuencia de un acto de amor específico hacia él, cuando simultáneamente en esa misma decisión se están despreciando a otros embriones, también hijos suyos, que van a morir simultáneamente con la producción del bebé-medicamento. Decisión de amor y muerte difícil de cohonestar éticamente.

3. El tercer aspecto éticamente negativo de la producción de un bebé-medicamento es que para obtenerlo ineludiblemente hay que destruir un elevado número de vidas humanas, de embriones.

En el caso del primer bebé-medicamento producido en España, se produjeron, en un primer intento 18 embriones, ninguno de los cuales estaba libre de la enfermedad de sus padres, además de ser compatible con la sangre de la hermana enferma.

En el segundo, se produjeron 10 embriones, de los cuales solamente 1 era sano y compatible, que fue transferido a su madre, pero que no consiguió implantarse. En el tercer intento, se produjeron 10 embriones. De ellos sólo 2 libres de la enfermedad de sus padres y compatibles con la sangre de su hermana.

Fueron trasferidos y uno de ellos logró implantarse, consiguiéndose que naciera el niño, en este caso, niña-medicamento. Es decir en total se destruyeron 38 embriones para conseguir el deseado bebé-medicamento

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
bioeticaembriónmedicina
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
3
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
4
TIMOR LESTE
Redacción de Aleteia
La última frase de san Juan Pablo II antes de morir
5
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
6
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
7
NEWBORN
Cerith Gardiner
12 nombres de bebés varones que combinan bien con «María»
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.