Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 20 enero |
San Sebastián
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Lectio Divina: Quinto Domingo de Pascua Ciclo B

© Sammis Reachers

Fundación Ramón Pané - publicado el 03/05/15


La Vid y los sarmientos, es la figura de la vida en Cristo. Los discípulos del Señor serán reconocidos por sus frutos, esta es la Gloria de Dios.



Reconstruimos el texto:

  1. ¿Cómo comienza este relato?
  2. ¿Quién dice Jesús que es la verdadera Vid?
  3. ¿Quién es el Viñador? ¿Qué hace este?
  4. ¿Cuál es la invitación que realiza Jesús?
  5. ¿Porque es fundamental que el sarmiento este unido a la Vid?
  6. ¿Qué ocurre con aquel que no permanece en la Vid? ¿Y con el que permanece?
  7. ¿En que consiste la Gloria de Dios?


2.- MEDITACION: ¿Qué me o nos dice el texto?


Hagámonos unas preguntas para profundizar más en esta Palabra de Salvación:

  1. ¿Soy consciente de que por el bautismo, fui configurado particípe de la Misión de Cristo, la Vid verdadera?
  2. ¿Cómo es mi permanencia en el Señor: es una permanencia comodista y pasiva? ¿O por lo contrario, es permanencia en el amor, que me lleva a comunicar las bondades del Señor?
  3. ¿Qué clase de sarmiento soy? ¿Soy sarmiento vigoroso, que transporta y comunica Vida? ¿Soy sarmiento quebrado, y que se seca a causa del pecado, es decir por apartarse de la Vid?
  4. ¿En que momento de mí vida, experimente que fui “podado” por el Señor? ¿Qué fue eso que dejo de existir a causa de la poda? ¿Qué cambio en mí? ¿Entendí que la poda es necesaria para poder dar frutos?
  5. La Gloria de Dios consiste en ser sus discípulos y que estos den frutos. ¿Al examinar mi discipular misionero, soy sarmiento estéril o fértil? ¿Cuáles son lo frutos que doy al Señor? ¿Cuáles son lo frutos que sé que debo dar, y todavía no he logrado hacerlo?
  6. ¿Tengo presente que el que cosecha mis frutos es Dios Padre, el “Viñador”? ¿De que manera me interpela esto?

3.- ORACION: ¿Qué le digo o decimos a Dios?


Orar, es responderle al Señor que nos habla primero. Estamos queriendo escuchar su Palabra Salvadora. Esta Palabra es muy distinta a lo que el mundo nos ofrece y es el momento de decirle algo al Señor.

                                                         QUIERO SER SARMIENTO DE TU VIÑA, SEÑOR

Quiero ser verdadero sarmiento, sarmiento que permanece pegado a la parra que lo sostiene, y que, por ella, recibe el alimento para mantenerse vivo y fecundo.

Quiero ser sarmiento que se limpia de todo aquello que le amenaza arrancarlo de la vid, de la vid que le da la savia verdadera para fertilizarse y dar hermosos frutos.

Quiero ser sarmiento que recibe la poda necesaria para quedar siempre bien injertado en la vid, sin peligro de ser arrancado por los temporales, la sequía o las malas hierbas que lo destruyen y alejan de su tronco verdadero.

Quiero ser injerto tuyo, Dios mío, para que nunca tu Gracia queda cortada en el camino a mi corazón, y siempre esté regado por tu bendición y tu compasión. Quiero ser sarmiento que vive de su Viña y que da los frutos que la Viña espera. Buenos frutos que sacian el hambre y la sed de los que se acercan a ella. Amén.




Hacemos un momento de silencio y reflexión para responder al Señor. Hoy damos gracias por su resurrección y porque nos llena de alegría.  Añadimos nuestras intenciones de oración.




4.- CONTEMPLACION: ¿Cómo interiorizo o interiorizamos la Palabra de Dios?


Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo  del  Evangelio para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón.

Repetimos varias veces esta frase del Evangelio para que vaya entrando a nuestro corazón:

«Permanezcan en mí como yo permanezco en ustedes» (Versículo 4)

Y así, vamos pidiéndole al Señor ser testigos de la resurrección para que otros crean.

5.- ACCION: ¿A qué me o nos comprometemos con Dios?

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Tags:
bibliapascua
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.