Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Qué hacer cuando un familiar o amigo está en una secta?

© violetkaipa/SHUTTERSTOCK
Comparte

Nunca hay que perder la esperanza: pautas para saber cómo actuar

Se puede ayudar a un familiar o amistad a salir de una secta. No hay que perder la esperanza. Pero más que un acto concreto será un proceso, muchas veces largo. En este proceso deberá implicarse la familia, los amigos, y especialistas en sectas y en psicología clínica.

1.     La secta no es un buen lugar para estar.

La secta, ninguna secta, a pesar de que haya grados de peligrosidad, nunca es un lugar adecuado en el que estar. Sabemos además que de las sectas se sale. Muchas personas permanecen, pero muchas otras logran salir. En definitiva, cuando dentro del grupo no se satisfacen las expectativas y uno cree que fuera puede lograrlas, y además se da un detonante capaz de vencer la resistencia al cambio, se produce la salida de la secta. No es fácil, es un proceso difícil y doloroso. Incluso hay sectas que impiden la salida bajo amenazas y coerciones de todo tipo.

2.     Diferentes tipos de sectas: diferentes tipos de salidas (y de entradas).

Hoy en día, dentro de las agrupaciones sectarias, existen muchas que son de estructura menos rígida, más “light”, más volubles, más permeables en la forma de entrar y también de salir. Hablamos de los grupos y grupúsculos, talleres, y agrupaciones de la Nueva Era. En ellas las personas entran y salen con gran libertad, dejan un grupo, dejan un sanador o gurú, y van a otros; de manera más fácil a como en las sectas más organizadas. Van perdiendo el dinero de lugar en lugar y satisfaciendo deseos y frustraciones de curso en curso y de taller en taller de propuestas pseudo-espirituales, mágicas y de sanación e interioridad. No obstante, lo que digamos valdrá tanto para este tipo de sectas de la Nueva Era como para los grupos sectarios clásicos, más organizados y estructurados.

3.     La resistencia a vencer para salir de la secta.

Las sectas siempre engañan, pero también ofrecen cubrir necesidades en los adeptos. Son necesidades no satisfechas de la persona, que la lleva a seguir en el grupo, incluso a pesar de ver las manipulaciones y engaños, pero justificándolos y permaneciendo en el grupo sectario.

Las sectas son lugares que impiden, en mayor o menor medida, el flujo y movimiento de información con el exterior; controlan los sentimientos, comportamientos y pensamientos del adepto mediante procesos de premio y castigo, mediante anulación del sentido crítico y coerción psicológica; inculcan que el exterior es malo y el interior (el grupo) es bueno; que sólo ellos están en la verdad y serán salvados; que el líder es quien conoce los destinos y es omnisciente, y que sólo él es capaz de dar luz y respuestas. Los miedos a romper con la secta a veces son imposibles de vencer para algunas personas.

4.     Distintos grupos de personas a las que ayudar a salir de la secta.

A grandes rasgos podemos distinguir cuatro tipos entre las personas que están en el grupo sectario.

(a)  Niños. Si es menor de edad la protección legal y la subordinación a sus padres es clave en un Estado de Derecho. Aquí el mayor problema está en los casos de sectas donde los padres han entrado con niños, o incluso peor, donde los niños han nacido ya dentro de la secta. Son casos de ruptura muy elevada con la sociedad que precisan un tratamiento peculiar y no fácil, quizás con ayuda de otros familiares ajenos a la secta y psicólogos de infancia. Siempre se han de respetar los Derechos de los niños, incluso frente a las actuaciones contrarias de los propios padres.

(b)  Adolescentes. Periodo complicado en la vida de cualquier persona, y objetivos de manipulación por parte de muchas sectas. Sin embargo, al ser menores de edad y depender de sus padres, la actuación de psicólogos y especialistas en sectas suele ser en general altamente positiva.

Páginas: 1 2 3

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.