Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

María y los santos en la Iglesia del Ecuador

© forosdemaria.org
Comparte

Conociendo los países andinos que visitará el papa Francisco (VI)

A pocos meses de la visita pastoral del Papa Francisco a América Latina, y ante este acontecimiento que alegra a todo el continente, Aleteia ofrece diversos artículos a sus lectores con el fin de conocer a dos países de su escala: Ecuador y Bolivia.

La presente entrega nos permitirá conocer más sobre la composición de la Iglesia ecuatoriana, así como los frutos de santidad y los santuarios marianos donde los fieles veneran a la Madre de Dios.

Parte de la información ha sido tomada del Observatorio Pastoral del Consejo Episcopal Latinoamericano – Celam (OPC), que ha recogido datos actuales del continente.

Una comunidad de servicio

La Iglesia ecuatoriana está organizada en cuatro provincias eclesiásticas y ocho vicariatos apostólicos. La provincia eclesiástica de Quito la conforman la arquidiócesis de Quito y las diócesis de Riobamba, Ibarra, Ambato, Guaranda, Latacunga y Tulcán.

De la provincia eclesiástica de Guayaquil forman parte la arquidiócesis de Guayaquil y las diócesis de Babahoyo y Yaguachi. En el caso de la provincia eclesiástica de Cuenca, la conforman la arquidiócesis de Cuenca y las diócesis de Loja, de Azogues y de Machala.

Completa esta conformación la provincia eclesiástica de Portoviejo, que contiene a la arquidiócesis de Portoviejo y a la diócesis de Santo Domingo.

Son ocho los vicariatos apostólicos, tales como Napo, Méndez, Zamora, Esmeraldas, Puyo, San Miguel de Sucumbíos, Aguarico y Galápagos. También se debe contar al Obispado Castrense y a una Prelatura Personal.

Son cerca de 1.100 los presbíteros diocesanos y 721 los presbíteros religiosos, quienes atienden 1208 parroquias, con la colaboración de 74 diáconos permanentes, 1381 religiosos y 4617 religiosas, además de los numerosos ministros laicos que ayudan en las comunidades eclesiales de base que funcionan en todo el país, especialmente en el área rural; participan además, los numerosos movimientos apostólicos que funcionan tanto a nivel nacional como local.

La Conferencia Ecuatoriana de Religiosos (CER), fue fundada en 1954 y agrupa a veinte congregaciones, entre masculinas y femeninas. Los laicos cuentan con el Consejo Ecuatoriano de Laicos Católicos (CELCA).

Santos Ecuatorianos

Los santos que se veneran en Ecuador son varios, entre los que destaca santa Mariana de Jesús Paredes y Flores, laica y virgen. Nacida en Quito en 1618, "la Marianita" murió en la misma ciudad y es reconocida también como la “Azucena de Quito”.

En 1645 sucedieron una serie de terremotos en Quito y luego una epidemia acabó con la vida de muchos habitantes. El cuarto domingo de cuaresma, santa Mariana ofreció su vida al Señor a cambio de la paz y la salud del pueblo. Poco tiempo después los temblores cesaron y la epidemia desapareció. La santa ecuatoriana fue canonizada el 4 de junio 1950 y fue denominada la “Heroína de la Patria”. Su fiesta es el 26 de mayo.

También tiene mucha devoción santa Narcisa de Jesús Martillo Morán, nacida en Nobol el 29 de octubre de 1832 y fallecida en Lima, Perú, el 8 de diciembre de 1869. Fue una laica virgen, llamada por los fieles como la “Violeta de Nobol”. El papa Juan Pablo II la declaró beata el 25 de octubre de 1992 y fue canonizada por Benedicto XVI, el 12 de octubre de 2008 en la plaza de San Pedro. Su fecha central es el 30 de agosto.

El santo Hermano Miguel Febres Cordero nació en Cuenca el 7 de noviembre de 1854, y murió en España el 9 de febrero de 1910. Hermano de las Escuelas Cristianas, recibe mucho culto entre los educadores que lo tienen como modelo. Fue bautizado con el nombre de Francisco Febres Cordero Muñoz, Recibió el hábito religioso a los 14 años y tomó el nombre de Miguel. A los 17 años escribió su primer libro. Fue beatificado el 30 de octubre de 1977 y luego canonizado por el papa Juan Pablo II el 21 de octubre de 1984.

Páginas: 1 2 3

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.