Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 05 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconEstilo de vida
line break icon

Y no Claudiques

Chispas para la vida - publicado el 28/04/15

Y NO CLAUDIQUES
Aletia Logo
Si se busca un mínimo de excelencia,
el ambiente debe reflejar dicha excelencia.
-Jack Welch-

El alumno preguntó incansablemente a su maestro:

-¿Cuál es el camino para lograr ser un líder de Excelencia?

Pacientemente el maestro dejó pasar los días para que la mente del discípulo pudiera tener la madurez suficiente para emprender la ruta que lo conduciría a la excelencia y le advirtió:

-Únicamente te puedo dar las señales, pues el camino lo harás tú día a día al andar y solamente podrás lograrlo en la medida que tu humildad y tu empeño lleguen a perseverar, el talento es lo barato, la dedicación es lo caro, los cerebros de casi todos los seres humanos son iguales, la diferencia está en los nobles ideales de cada cual.

El alumno impaciente y deseoso de aprender tomó nota de cada axioma que lo conduciría a la cima que deseaba alcanzar y el maestro le confió los secretos que deberían regir el resto de su vida si aspiraba a la plena realización. El maestro le dio una larga lista de consejos y terminó así:

Busca un ideal alto y noble y no claudiques hasta alcanzarlo.

Si uno busca la excelencia tiene que partir de un conocimiento real de sí mismo y convencerse de que no hay excelencia sin exigencia. No hay calidad personal sin esfuerzo. Vencer la pereza y la comodidad es el inicio de la excelencia.

La excelencia personal es un proceso de mejoramiento continuo para desterrar hábitos negativos y adquirir otros positivos. Supone, por lo tanto,  repetición de acciones buenas. La fuerza de voluntad se adquiere por repetición de hábitos que requieren esfuerzo. Por eso, hay que pasar a la acción: no nos podemos  quedar solo en buenos deseos.

Así lo afirmaba Aristóteles: La excelencia moral es resultado del hábito. Nos volvemos justos realizando actos de justicia; templados, realizando actos de templanza; valientes, realizando actos de valentía.

Nuestra voluntad está influida por lo que pensamos y decimos. Comienza a hablar de forma positiva y afirmativa, escucha y reconoce tus frases negativas más frecuentes y cámbialas. Lo que decimos, muchas veces sin pensar, influye en nuestro estado de ánimo y puede elevarnos o hundirnos.

La excelencia es el convencimiento de que con la ayuda de los demás y de Dios, unidos al esfuerzo personal,  se puede mejorar cada día. Si eres de las personas que persiguen la excelencia, levántate con una sonrisa, mantenla todo el día y, cuando aparezcan nubarrones, no claudiques.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.