Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 16 septiembre |
San Cornelio y san Cipriano
home iconActualidad
line break icon

«Llegan menos inmigrantes a Europa, pero porque no sobreviven»

© ALBERTO PIZZOLI / AFP

Italian naval officers stand in front of rescued migrants onboard the Italian Navy vessel Bettica as they dock in the Sicilian harbour of Augusta on April 22, 2015 . European governments came under increasing pressure to tackle the Mediterranean's migrant crisis ahead of an emergency summit, as harrowing details emerged of the fate of hundreds who died in the latest tragedy. AFP PHOTO / ALBERTO PIZZOLI

Alfa y Omega - publicado el 25/04/15


¿Qué es lo que hace posible todo esto?

Los marineros son gente generosa, en general. Son mecanismos que en el mar se desencadenan. Después es cierto que en los italianos hay algo más: una tradición y una sensibilidad que vienen de una cierta cultura y del cristianismo. Hemos sido educados en ciertos valores por una historia milenaria. Cuando nos guían con mano segura, podemos expresar capacidades que otros no alcanzan. Con menos recursos, hacemos más. Tenemos un afecto y una sinceridad en nuestro gesto que son imbatibles. Después podemos cometer errores también nosotros, claro está. Sobre todo, a veces no estamos en condiciones de dar continuidad a esta primera acogida…

¿Como en el caso de la misión Mare Nostrum?

La Marina Militar, por cómo es el mundo hoy, podría ser una gran ocasión para la política exterior italiana, para desarrollar una acción de liderazgo y de iniciativa a 360 grados. Podríamos ser los que están presentes de manera muy concreta en el área norte-africana, para construir algo bueno. Italia debe tener un papel relevante en el Mediterráneo, un papel de líder. No todos comprenden la importancia de lo que pasa en el mar también para influir sobre los acontecimientos una vez llegados a tierra. Se intenta taponar los agujeros del dique en lugar de cerrar el paso del agua.

Con Mare Nostrum salvamos a 160.000 personas, pero también capturamos a 300 explotadores de lanchas, secuestramos nueve naves que arrastraban las lanchas hinchables donde se hacinan peligrosamente los migrantes. Esto no se recuerda nunca lo suficiente. Es cierto que los escenarios han cambiado, que ahora acecha el Isis, el tráfico de personas, los terroristas. Son preocupaciones que en 2013 no estaban al orden del día. La amenaza es real y es difícil acercarse a una embarcación de pesca sin sospechar que sea una trampa o que un suicida podría hacerla saltar por los aires.

Los terroristas a las puertas de Italia, el riesgo de infiltraciones entre los migrantes que, sin embargo, no se pueden dejar en manos del mar… ¿Cómo hacer?

Hay que mejorar la organización. No podemos permitirnos que los distintos servicios estén separados en compartimentos estancos. Y mucho más ante el escenario que nos espera. Ya no se puede separar la paz de la guerra. Hacen falta servicios militares adiestrados para lo peor, pero capaces de prestar la ayuda «normal» a esta gente. Nuestras naves nuevas se proyectarán con este fin. Podrán lanzar misiles, pero también socorrer a 200 personas.

Lo que cambia es el planteamiento cultural. Por ejemplo, para socorrer a los migrantes hemos predispuesto unas aperturas laterales para que puedan subir muchas personas en condiciones de seguridad, como cuando nos arrimamos a una barcaza, y con un hospital de campo en el interior.

¿Los migrantes como parámetro para proyectar nuevas naves?

Miramos a largo plazo porque hacen falta años para construir las naves. En mi opinión, la Marina es una oportunidad para Italia. En el sentido de poner en valor el espacio internacional y desarrollar una acción política de control. O de defensa, sin llegar a intervenciones militares de tierra en un país extranjero. Pensamos en los migrantes, pero también en la relación con otros Estados, el terrorismo y el crimen organizado. Y en la evolución de la situación en el norte de África.

¿Resolvería el problema volver al servicio en mar abierto? Algunos, con mala intención, insinuaban que fuerais conniventes con los explotadores…

En primer lugar, nos permitiría emplear medios más idóneos y volver a poner algo de orden. Luego, hay que decidir qué camino tomar. Durante la misión Mare Nostrum nos acusaron de favorecer el fenómeno migratorio, incluso de ser transbordadores. Pero si alguien tiene derecho al asilo político y gozar en Europa del estatus de refugiado, ¿por qué no ir a socorrerlo antes de que pierda la vida? A esta gente la tiran a la mar y no creo que puedan elegir si partir cuando el mar está en calma o no. Además, si pudiéramos patrullar más a lo largo, podríamos salvar esa lancha hinchable poco después de su salida.

Mientras tanto Europa ha destinado fondos para Frontex. ¿Es suficiente para echar una mano?

Este es el aspecto político. Nosotros no los rechazamos. Algunos lo hacen, es una opción. La otra es acogerles. Y creo, como ya he dicho, que estar en la mar es una opción ventajosa. Claro, hace falta el dinero. Mi opinión es que hay que encontrar una solución que supere a las operaciones Tritón o Frontex, y vaya en la dirección de una Mare Nostrum europea. No sería la solución, porque haría falta más bien empezar a trabajar en los países de origen, pero mientras tanto esta gente sigue partiendo. Y nosotros, ese lunes, habríamos tenido que estar en la mar, no en el puerto.

Giuseppe De Giorgi
Almirante, Jefe de Estado de la Marina Militar.
Nacido en Nápoles en 1953, en servicio desde 1975,
guía a la flota italiana desde el 28 de enero de 2013.

Artículo originalmente publicado por Alfa y Omega

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
europainmigrantes

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Arthur Herlin
Una biblia hallada en un infierno
2
Claudio de Castro
La oración que rezo después de comulgar
3
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Este vuelo tiene algo de despedida…»
5
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
6
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa al clero: «Por favor ¡no más homilías largas de 40 minuto...
7
IMAGINE
Angeles Conde Mir
El Vaticano hace las paces con “Imagine” de John Lennon
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.