Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 27 noviembre |
La Medalla Milagrosa
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Maria Voce propone en la ONU el «extremismo del diálogo»

ONU General Assembly – es

© GOTTSCHALK/DDP IMAGES EDITORIAL/SIPA

Aleteia Team - publicado el 23/04/15

¿Y si cambiamos la "alianza de civilizaciones" por una "civilización de la alianza"?, propone la presidenta del Movimiento de los Focolares

La presidenta del Movimiento de los Focolares, Maria Voce, pidió "inventar la paz" ante la Asamblea General de la ONU durante el Debate sobre la promoción de la tolerancia y la reconciliación, celebrado los días 21 y 22 de abril en el Palacio de Cristal de Nueva York.

Maria Voce fue invitada a participar junto a otros líderes religiosos para ayudar a identificar estrategias que promuevan sociedades pacíficas e inclusivas, como radical alternativa a las fuerzas que alimentan el extremismo violento

Al inicio de su discurso, Voce explicó el inicio del Movimiento de los Focolares en medio de las bombas de la fase final de la Segunda Guerra Mundial.

"Eran tiempos de guerra y todo se derrumbaba", se dirá cada vez que se empiece a narrar la historia de aquellas chicas [iniciadoras de los Focolares, n.d.r.]; pero ellas decidieron romper el círculo vicioso de la violencia, respondiendo con gestos y acciones que en el clima del conflicto habrían podido parecer veleidosas o incluso irrelevantes", recordó.

"También hoy estamos en una situación de gravísima disgregación política, institucional, económica, social, que exige respuestas igualmente radicales, capaces de cambiar el paradigma prevaleciente -constató-. El conflicto y la violencia parecen, de hecho, dominar amplias áreas del planeta, involucrando a personas inocentes, reos por el sólo hecho de encontrarse en un territorio disputado, pertenecer a una determinada etnia o profesar una determinada religión". 

A continuación destacó que  en el Movimiento de los Focolares "el encuentro entre culturas y religiones (Cristianismo, Islam, Hebraísmo, Budismo, Hinduismo, religiones tradicionales) es una experiencia continua y fecunda, que no se limita a la tolerancia o al simple reconocimiento de la diversidad, que va más allá incluso de la fundamental reconciliación y crea, por así decirlo, una nueva identidad, más amplia, común y compartida".

"Es un diálogo eficaz, que involucra a personas de las más variadas convicciones, incluso no religiosas, e impulsa a mirar a las necesidades concretas, a responder juntos a los desafíos más difíciles en el campo social, económico, cultural, político, en el empeño por alcanzar una humanidad más unida y más solidaria -expuso-. Esto sucede en contextos que han sido afectados o están siendo sacudidos aún por gravísimas crisis, como en Argelia, Siria, Irak, Líbano, República Democrática del Congo, Nigeria, Filipinas".

Para Maria Voce, "hoy no es tiempo para medidas a medias. Si existe un extremismo de la violencia, se responde a éste – aun permaneciendo la necesidad de defenderse y de defender sobre todo a los débiles y a los perseguidos – con igual radicalidad; pero de un modo estructuralmente distinto, es decir ¡con el "extremismo del diálogo"! Un diálogo que requiere el máximo empeño, que es arriesgado, exigente, desafiante, que apunta a cortar las raíces de la incomprensión, del miedo, del resentimiento".

Voce calificó como "gran mérito" hablar de una alianza de civilizaciones y valoró que la iniciativa internacional llamada Alianza de Civilizaciones proponga "una narración alternativa y constructiva de la interacción global y tiende a subrayar aquello que une a la humanidad en todas sus múltiples expresiones más que aquello que, a primera vista, parecería dividirla".

"No obstante -advirtió-, hay que preguntarse si hoy no se puede ir aún más a la raíz de esta nueva perspectiva, apuntando no sólo a una alianza de las civilizaciones, sino a la que podríamos llamar la “civilización de la alianza”.

En este sentido, se refirió a "una civilización universal que hace que los pueblos se consideren parte del gran acontecimiento, plural y fascinante, del camino de la humanidad hacia la unidad. Una civilización que hace del diálogo el camino para reconocerse libres, iguales, hermanos".

Voce también planteó otra pregunta sobre la esencia de las Naciones Unidas: "¿La ONU no debería quizás volver a pensar en su propia vocación, a reformular su propia misión fundamental?". 

"¿Qué quiere decir, hoy, ser la organización de las “Naciones Unidas”, si no una institución que trabaja verdaderamente para la unidad de las naciones, en el respeto de sus riquísimas identidades? -prosiguió-. Ciertamente es fundamental trabajar por el mantenimiento de la seguridad internacional, pero la seguridad, aunque es indispensable, no necesariamente equivale a la paz".

La presidenta de los Focolares también advirtió que "no debemos pues ceder terreno a quien intenta presentar muchos de los conflictos en acto como “guerras de religión”. La guerra es, por definición, la irreligión. El militarismo, la hegemonía económica, la intolerancia a todos los niveles son causas de conflicto juntamente a muchos otros factores sociales y culturales, de los que la religión constituye a menudo sólo un trágico pretexto". 

En tantos casos actuales, aseguró, "se debería hablar no tanto de guerra de religión sino, más concreta, real y prosaicamente, de religión de la guerra".

"¡No nos rindamos!", exhortó citando a la fundadora del Movimiento de los Focolares, Chiara Lubich. "Son muchas las señales, para que de la grave coyuntura internacional pueda emerger finalmente una nueva conciencia de la necesidad de obrar juntos para el bien común".

Y afirmó que "es justo a esta nueva conciencia a la que las religiones pueden y quieren dar una válida contribución: siendo fieles a la inspiración fundamental y a la regla de oro que a todos une"

"Las religiones quieren ser sí mismas, no un instrumento que utilizan otros poderes, aunque sea con fines muy nobles, no una fórmula estudiada en un despacho para resolver conflictos o crisis, sino un proceso espiritual que se encarna y se vuelve comunidad que comparte y da sentido a las alegrías y sufrimientos del hombre de hoy, encaminando todo a la realización de la única y universal familia humana".

Puedes escuchar y ver aquí la intervención de Maria Voce en la ONU

Tags:
focolaresonupaz
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.