Aleteia

¿Cómo debe ser un político cristiano?

© Mi.Ti./SHUTTERSTOCK
Comparte

No se entiende un político cristiano sin coherencia entre su fe y su vida, pero además… ¿qué instrumentos ofrece la política para cambiar la realidad?

Hace falta un cambio, una regeneración en la política. Los cristianos en España nos sentimos huérfanos. Corrupción, legislación contra la vida, blanqueo de capital, amnistía fiscal, alzamiento de bienes, recortes sociales… Los católicos estamos ante una aparente ausencia de propuestas públicas de inspiración cristiana y carentes de referentes, de testimonios en la vida pública.

El grupo de trabajo “Polis” de la Delegación de Apostolado Seglar de la archidiócesis de Toledo ha celebrado la I Jornada “Cristianos y Política”.

En ella han participado José Luis Bazán López, asesor jurídico de la Comisión de Conferencias Episcopales de la Comunidad Europea, en Bruselas y la escritora Victoria Martín de la Torre, escritora y periodista del Gabinete de Prensa del Parlamento Europeo y autora de Europe, a Leap into the Unknown, sobre de los Padres Fundadores de la Unión Europea.

Isaac Martín, delegado de Apostolado Seglar de la archidiócesis de Toledo, explica que las jornadas han tenido dos objetivos: “crear conciencia y esa necesidad de ese importante papel al que estamos llamados los católicos en el mundo de la política” y “conocer de primera mano la vida, la persona de uno de los padres fundadores de la Unión Europea, Robert Schumann, que llegó a la política como consecuencia de su fe”.

Una jornada muy necesaria en el momento político que vive España, con una baja consideración de los políticos y un proceso de cambio y de turbulencias en la sociedad. Ahí deben estar también los católicos. 

“Por nuestra propia vocación, los fieles laicos estamos llamados a transformar la realidad. La política es sin ninguna duda un instrumento eficaz. Los cristianos no podemos renunciar a ello. Se trata de ofrecer los criterios de la Doctrina Social de la Iglesia”, explica Isaac.

¿Cómo debe ser un político católico?

El delegado de Apostolado Seglar y uno de los organizadores de esta jornada explica: “No se entiende un político que se dice a sí mismo católico sin una coherencia fe y vida”.

Y añade que los católicos que llegan a la política lo hacen por su fe y deben hacer lo que cualquier laico, “de la misma manera que los que tenemos otros tipos de compromisos tratamos con nuestra fe y nuestra vida". “Un político cristiano, un político católico, no está al margen, también tiene que dejarse iluminar por la fe”, afirma.

Una de las cualidades del político cristiano debe ser la de instrumento de diálogo: “En última instancia, lo que todos pretendemos es mejorar, cambiar la sociedad para conseguir el bien común. Pueden existir distintos puntos de vista, con diferentes motivaciones, pero siempre es posible encontrar puntos de encuentro”.

Algo que no ocurre siempre en la actualidad, lamenta: “No se entiende que nuestros dirigentes rehuyan cualquier tipo de diálogo. Ahí los católicos tenemos un papel importante que cubrir”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.