Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 15 junio |
Santa María Micaela
home iconEspiritualidad
line break icon

17 típicas excusas para no ir a misa (¡Respondidas!)

Kelly Teague / Flickr CC

Catholic Link - publicado el 20/04/15

Se acabaron los "¿Para qué si no entiendo?", "¿Dónde dice que es obligatorio?", "estoy cansado…",...


Cuántas veces nos hemos encontrado en pocas (o muchas) ocasiones de nuestra vida, convenciéndonos de no ir a misa bajo el engaño de alguna excusa: ¿Para qué si no entiendo?¿Dónde dice que es obligatorio?, estoy cansado…

Estas afirmaciones nos alejan de una celebración sin igual en nuestras vidas. Una participación a ser el cuerpo de la Iglesia y a recibir el gran regalo de la vida eterna que Dios nos ha dado a través de la Pasión de su hijo. A misa vamos a encontrarnos con Él para seguir participando de su sacrificio y agradecer el don infinito que Dios nos ha dado.

Citando las palabras del Papa Francisco, “Ir a misa nos hace intuir lo que estamos por vivir”. Ir a misa es un adelanto de la gloria que viviremos con Él en la vida eterna.

Queridos amigos -dijo el Papa Francisco en su catequesis del 5 de febrero de 2015-: ¡no agradeceremos nunca suficientemente al Señor por el don que nos ha hecho con la Eucaristía! Es un don muy grande. Y por esto es tan importante ir a misa el domingo, ir a misa no sólo para rezar, sino para recibir la comunión, este Pan que es el Cuerpo de Jesucristo y que nos salva, nos perdona, nos une al Padre. ¡Es hermoso hacer esto! Y todos los domingos vamos a misa porque es el día de la resurrección del Señor, por eso el domingo es tan importante para nosotros.

Con la intención de aclarar estas excusas y entender un poco mejor el sentido de ir a misa y el gran significado que tiene, hemos preparado esta simpática galería que confiamos nos ayudará a entender y participar mejor de la santa misa.


1 La Iglesia está llena de hipócritas que se dan golpes de pecho pero afuera son terribles…


Es verdad. Somos pecadores, pero tenga cuidado en juzgar al vecino, no vaya a ser que pierda de vista la astilla que tiene en su ojo. Juzgar no ayuda a nadie, no lo ayuda ni a usted, ni a mí, ni a nadie y tampoco cambia la situación.

"El que esté libre de pecado que tire la primera piedra". No la tire, se lo aconsejo, porque peca de soberbia. A misa vamos a buscar la misericordia de Dios. Por eso es normal encontrar ahí a tantos hipócritas, mentirosos, avaros, lujuriosos, etc. Si usted no es uno de nosotros, ni se moleste en pasar.

El Papa Francisco en una audiencia fue muy tajante sobre este asunto: "Si uno no se siente necesitado de la misericordia de Dios, si uno no se siente pecador, ¡es mejor que no vaya a misa! Vamos a misa porque somos pecadores y queremos recibir el perdón de Jesús y participar en su redención y en su perdón".

A lo que yo le añadiría que ese participar de la redención de Cristo no tiene beneficios sólo individuales. No vamos sólo a pedir perdón para nosotros y ya. Lo hacemos para beneficio de todo el Cuerpo.

¡Piénselo así cuando vea a las demás personas que usted considera incoherentes con su fe! ¡Qué distintas serán sus misas! Podrá decir con alegría: ¡Qué bueno que vengan tantos hipócritas (yo incluido), porque habrá más que ofrecer, y porque Cristo nos busca como a sus ovejas perdidas!. Cuán distinta es esta aproximación. Nadie se salva solo. Estamos todos en la misma barca.

2. Yo puedo estar con Dios en todas partes, no necesito un lugar físico para sentirlo cerca.


Si un amigo me dijera que no necesita encontrarse conmigo físicamente, ni venir a mi casa, ni hacer gestos concretos, sensibles, explícitos para manifestar su cariño por mí porque le basta conservarme en su memoria (en su corazón), comenzaría a dudar de su amistad.

Alguno podría replicar diciendo: “pero, cuando un amigo muere, nos mantenemos vinculados así”. Es cierto, pero no del todo. ¿Acaso no vas a la misa de aniversario cuando se recuerda su muerte? ¿No le llevas flores al cementerio? ¿Por qué lo hacemos? Porque en el fondo es

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
Tags:
eucaristiamisa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
SOS DESAPARECIDOS
Alvaro Real
Olivia, Anna y el mal: ¿Por qué? Nos queda llorar y rezar
4
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
5
MOTHER AND LITTLE DAUGHTER,
Silvia Lucchetti
Él se suicida tras matar a sus hijas: ella vuelve a vivir gracias...
6
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
7
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.