Aleteia

«Tenía miedo de entrar en la capilla. Ahora evangelizo por internet»

Peter Baxter
Comparte
Sofía siempre fue católica, aunque el ambiente en su facultad le llevó a intentar disimularlo. La presencia en internet de católicos comprometidos con la evangelización «me ha ayudado a perder ese miedo», explica. «Ahora sé que puedo mostrar mis creencias con naturalidad en la red y que no tiene que haber ningún problema». El sábado 11 de abril participó en la iParty en Madrid de iMisión y ahora nos invita a participar en el encuentro de finales de mes de su asociación de evangelización a través del arte
 
Sofía, estudiante de Madrid, tiene Twitter desde hace 3 años. «Siempre he sido católica», aunque su presencia en la red social no la utilizaba para evangelizar. «Me daba bastante miedo mostrarlo en las redes, por lo que pudiera decir la gente o cómo pudiesen reaccionar», confiesa.
 
La presencia en internet de católicos comprometidos con la evangelización «me ha ayudado a perder ese miedo», explica. «Ahora sé que puedo mostrar mis creencias con naturalidad en la red y que no tiene que haber ningún problema», añade. Otra de las cosas que ayudó a Sofía es sentirse comunidad, «saber que no estoy sola».
 
Perder el miedo de evangelización en la red, también le hizo perder el miedo al testimonio en la vida real. «Siempre he tenido reparo en entrar en la capilla de la facultad por miedo al qué dirán. La evangelización digital me ha ayudado a perder ese absurdo miedo y ahora entro sin problemas», confiesa.
 
A los que sienten, ahora, ese miedo que ella tenía, les anima «a participar en una experiencia de encuentro, de compartir. Las redes sociales te lo ponen muy fácil pero también es importante que haya un encuentro personal», explica.
 
Sofía ha participado este sábado en la iParty de Madrid. En poco tiempo pasó de sentir miedo de expresar su fe en público a inscribirse como voluntaria en la plataforma de evangelización por internet iMisión. «He participado en varias de sus iniciativas. Ahora en la de iParty, que ha sido todo un regalo», asegura.
 
Esta estudiante de 20 años también se dedica a la evangelización a través del arte. Pertenece a la Asociación Piedras Vivas, que tiene una pequeña comunidad en Madrid. «Aquí la asociación nació en un hospital. Hoy hacemos actividades con los enfermos y mantenemos vivo el espíritu de la asociación explicando el mosaico que hay en la capilla. Queremos atraer a la gente a Dios a través del arte», concluye.
 
José Calderero @jcalderero
 
Artículo originalmente publicado por Alfa y Omega
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.