Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 30 noviembre |
San Andrés Apóstol
home iconEspiritualidad
line break icon

¿El Purgatorio es un invento medieval?

© Sabrina Fusco

Card Gianfranco Ravasi - publicado el 18/04/15

¿Cuál es la base bíblica por la que creemos en un estado de purificación ultraterreno?

Contrariamente a lo que ha afirmado incluso algún historiador no estamos en presencia de un invento medieval. Cierto, el purgatorio aparece claramente en los documentos de los concilios de Lyon (1274) y de Florencia (1439), reafirmados sucesivamente por el de Trento, en polémica con la Reforma protestante, que consideraba el purgatorio una invención diabólica.

En verdad, la doctrina de una purificación ultraterrena – que, por otro lado, pertenece también a otras religiones (la egipcia antigua, el budismo, Platón o Virgilio) – era ya patrimonio común en los textos de muchos Padres de la Iglesia y de autores cristianos de los primeros siglos, a partir de Orígenes (siglo III).

Además del texto paulino más bien genérico de 1Cor 3,15 (“Si la obra es consumida, se perderá. Sin embargo, su autor se salvará, como quien se libra del fuego”) ¿cuál es la base bíblica para semejante aserción? La referencia fundamental es un pasaje del segundo libro de los Macabeos (12,38-45).

Al final de una batalla, Judas Macabeo descubre con horror que, bajo los vestidos, algunos soldados hebreos caídos en combate guardaban ídolos protectores, violando así el Decálogo. Y sin embargo habían muerto por una causa alta, religiosa y nacional.

Decide, entonces, hacer una colecta para un sacrificio expiatorio, con la convicción de que estos “pudieran ser absueltos del pecado” cometido mediante la intercesión de los vivos, y así entrar en la gloria. Lo que le sugirió esta idea fue “el pensamiento de la resurrección”, porque “si él no hubiera esperado que los caídos resucitaran, habría sido superfluo y vano rezar por los muertos”.

Hasta aquí el texto bíblico que alaba el acto de Judas. Quedan abiertos muchos problemas complejos respecto al llamado “estado intermedio” entre la muerte y la resurrección final. Instintiva y espontáneamente, nosotros razonamos siempre en términos de tiempo, que suponen un antes y un después, y recurrimos al espacio, que exige un lugar.

En verdad, tras la muerte, el ser humano entra en lo eterno y en el infinito, que son realidades “puntuales”: son como un punto o una especie de instante perfecto en el que todo se condensa, trascendiendo toda duración y espacialidad. Por esto, el discurso sobre el purgatorio debe ser liberado de referencias a lugares y a tiempos definidos.

En esta luz queda significativa la afirmación del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica, que define así el purgatorio: “El purgatorio es el estado de los que mueren en amistad con Dios pero, aunque están seguros de su salvación eterna, necesitan aún de purificación para entrar en la eterna bienaventuranza” (n. 210).

Nuestro límite humano y nuestra debilidad requieren, de hecho, que para acceder a la plenitud de la vida y luz en Dios, haya una purificación, y esto vale para la mayor parte de los justos. En el libro de Job, de hecho, se lee: “Si hasta la luna no tiene brillo ni las estrellas son puras a sus ojos, ¡cuánto menos el hombre, ese gusano, el hijo del hombre, que es sólo una lombriz!” (25,5-6). En esta luz, la doctrina del purgatorio resulta mucho menos obsoleta de cuanto se ha sugerido a menudo.

[Tomado de Gianfranco Ravasi, "Raggiungere la meta" (Edizioni San Paolo)]

Tags:
bibliapurgatorio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
OLD WOMAN, WRITING
Cerith Gardiner
Carta de una mujer de 107 años para luchar co...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.