Aleteia

Aborto en España: ¿Cambio de legislación o de mentalidad?

Public Domain
Comparte

El arzobispo de Sevilla pide «explicar con fina pedagogía» a aquellos con quienes nos relacionamos la gravedad del aborto y la eutanasia

Acaba de aprobarse en España una modificación de la ley del aborto. Una pequeña modificación que no tiene nada que ver con la derogación de la Ley Aído (ley actual del aborto) que prometía el Partido Popular en su programa electoral.

Según se ha sabido, la derogación no se llevó a cabo por cuestiones electorales y porque existe una mayoría en España que no ve el aborto como un crimen y un gran mal. La mayoría de los españoles lo ven, erróneamente, como una libertad en nombre del progreso y de la libertad de la mujer.

¿Qué esta ocurriendo en España?

Sin olvidar su intención de que la ley que permite el aborto sea derogada, el arzobispo de Sevilla (España) ha escrito una carta pastoral en la que, bajo el título Defender la vida siempre, pide sensibilizar y concienciar, “abrir los ojos de aquellas personas con las que nos relacionamos y explicarles con fina pedagogía la gravedad intrínseca del aborto o de la eutanasia”.

“La experiencia nos dice que en muchos casos las posturas cercanas a la cultura de la muerte no son fruto de la mala voluntad, sino del esnobismo, la irreflexión o la falta de formación”, afirma monseñor Asenjo y, por eso, pide: “afianzar una cultura que respete, promueva y acoja la vida, toda vida, desde su concepción hasta su ocaso natural”.

En su carta pastoral, advierte de las grandes amenazas que se ciernen hoy sobre la vida: el hambre en el Tercer Mundo, el terrorismo, la violencia doméstica, los accidentes de tráfico, las drogas y el aborto.

Sobre esta última amenaza el arzobispo hace hincapié en “la tragedia de su aceptación acrítica por una parte de nuestra sociedad, en nombre del progreso y de la libertad de la mujer”.

Monseñor Juan José Asenjo lo califica como “crimen abominable” utilizando palabras del Concilio Vaticano II y muestra algunos datos: “En el año 2014 se han practicado en España más de 120.000 abortos, que totalizan más de 1.750.000 desde que el Parlamento aprobara la ley que los permite”.

El obispo no habla de cambio de legislación, sino de cambio de mentalidad, y pide “moldear una conciencia cada vez más respetuosa con el don de la vida, pues hoy existe el peligro cierto de confundir el bien y el mal, lo legal y lo moral”.

De igual manera pide ayuda para las madres en dificultades: “que ni una sola acuda al procedimiento letal de sofocar la vida que lleva en sus entrañas”, clama.

El prelado finaliza su carta pidiendo que se utilice el medio más eficaz del cristiano: la oración. “Las parroquias y comunidades cristianas deben encomendar cada día al Dios creador y amante de la vida que libre a nuestra sociedad del flagelo del aborto”, recuerda.

Y añade: Pidamos al Señor con insistencia que florezca en nuestra sociedad un respeto creciente por el don sagrado de la vida y que llegue el día en que el aborto sea suprimido de nuestras leyes”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.