Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 16 septiembre |
San Cornelio y san Cipriano
home iconEstilo de vida
line break icon

Historia de una sobrecapacitada

© opusdei

Opus Dei - publicado el 14/04/15

Desde aquí, procuro ayudar en lo posible y según mi capacidad (que no es mucha), buscando apoyos económicos entre empresas, colaboraciones profesionales que nos ayuden a dirigir con mayor profesionalidad la Asociación, vendiendo calendarios, lotería, conciertos y demás actividades que “inventamos" para conseguir la financiación necesaria que nos permita continuar con las actividades que allí se llevan a cabo.

Principalmente, desde la Asociación, nos ocupamos de facilitar las herramientas necesarias a niños y adultos con síndrome de Down que les ayude en su formación y desarrollo personal tanto física como intelectualmente: atención temprana, logopedia, apoyo escolar, programas de autonomía personal, de ocio y tiempo libre para los jóvenes, formación para la inserción laboral y algunos otros. Tenemos más de 300 socios, más de 20 profesionales trabajando y dos centros funcionando en zonas diferentes de Sevilla.

Además, la Asociación es un gran instrumento donde se atienden a los padres en sus necesidades y dudas, se ponen experiencias en común, se transmiten conocimientos específicos y valores que nos ayuden a educar mejor a nuestros hijos. Allí se viven muchas historias de superación en situaciones difíciles que son muy edificantes, en las que se comprueba que la percepción que desde fuera se suele tener de la discapacidad como algo desgraciado o lastimoso no es realmente así, si se consigue enfrentarse con ánimo positivo al “pequeño" reto que se nos presenta.

¡Hay tantas cosas pendientes que se pueden hacer desde estas plataformas! Hay una especialmente en la que deberíamos de influir con mayor incidencia, que es conseguir transformar la visión tan negativa que hay todavía en la sociedad sobre estas personas, que merecen todo nuestro apoyo y cariño.

Esta visión, provocada por el miedo y la desinformación, es lo que lleva a que muchos padres a los que se les anuncia la posibilidad de que el hijo que están esperando venga con alguna dificultad de este tipo, tomen la desgraciada decisión de eliminarlos de su vida. Es verdad que un hijo con discapacidad lleva consigo algunas obligaciones y responsabilidades añadidas, que a veces se hacen pesadas y exigen mucha dedicación y constancia (que, en mi caso, lleva especialmente mi mujer con extraordinaria diligencia), pero luego aportan tantas cosas buenas…

Yo, que soy supernumerario, creo que los que contamos con la gran suerte de la Fe, lo tenemos más fácil a la hora de enfocar estas situaciones; ahí creo que jugamos con bastante ventaja.

Sobrecapacitados en los aspectos más importantes en la vida 

A mí no me gusta llamar a los síndrome de Down discapacitados porque, si bien es cierto que muchos aspectos del aprendizaje les cuesta algo más (son como tortuguitas, que van más despacio, pero con paciencia y perseverancia consiguen llegar muy lejos), tienen otras facetas para las que son claramente “sobrecapacitados".

Además, lo son en los aspectos más importantes en la vida, que tanto nos ayudan a los que estamos a su alrededor: la bondad, el cariño, la sinceridad en el trato sin doblez ninguna, la alegría constante, la falta de respetos humanos para demostrar los afectos, las ganas de mejorar, la forma de disfrutar con las cosas más sencillas, etc. Yo, desde luego, recibo lecciones diarias en estos aspectos.

A veces me han planteado el absurdo dilema de considerar qué haría, si pudiera eliminar esta alteración genética de Ángela y siempre contesto sin pensarlo mucho que yo la quiero tal como es y no creo que la quisiera más si fuera de otra forma. Ella, con sus dificultades, puede ser feliz igual o más fácilmente que el resto de sus hermanos, y tiene grandes cualidades que nos ayudan mucho a los que estamos a su alrededor. Estos niños nacen con un “pegamento" especial que unen más a las familias, nos enseñan a valorar mejor lo que tenemos, y… ¡se les quiere tanto!

Artículo originalmente publicado por Opus Dei

  • 1
  • 2
Tags:
discapacidad

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Arthur Herlin
Una biblia hallada en un infierno
2
Claudio de Castro
La oración que rezo después de comulgar
3
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Este vuelo tiene algo de despedida…»
5
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
6
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa al clero: «Por favor ¡no más homilías largas de 40 minuto...
7
IMAGINE
Angeles Conde Mir
El Vaticano hace las paces con “Imagine” de John Lennon
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.