Aleteia

Turquía indignada porque el Papa Francisco habló de genocidio armenio

FILIPPO MONTEFORTE / AFP
VATICAN-TURKEY-POPE-TRIP Pope Francis (R) is welcomed by Turkish President Recep Tayyip Erdogan (L) as he arrives for a meeting at the presidential palace in Ankara as part of a three day visit in Turkey on November 28, 2014. Pope Francis begins his first visit to Turkey today in a challenging trip aimed at building bridges with Islam and supporting the embattled Christian minorities of the Middle East. The pope will spend the first of three days in Turkey in the capital Ankara, notably holding a meeting with President Recep Tayyip Erdogan at his newly-constructed and hugely controversial presidential palace. AFP PHOTO / FILIPPO MONTEFORTE
Comparte

El argumento del Gobierno de Ankara: el genocidio es una tema jurídico, mientras el Papa sostiene que es “una tragedia inaudita”

Hablar de genocidio de los armenios es “una calumnia”, dijo en un comunicado este lunes 13 de abril, la embajada de Turquía ante la Santa Sede lamentándose de las declaraciones del Papa Francisco durante la misa de ayer por el centenario del »martirio» (Metz Yeghern, el "Gran Mal") del pueblo armenio en la Basílica vaticana.
 
Francisco sostuvo que el armenio, considerado "el primer genocidio del siglo XX" es “una tragedia inaudita” y además denunció los silencios cómplices de estas y otras "masacres", contrariando los eufemismos que usan los diplomáticos, incluso europeos, para "camuflar" los hechos que llevaron a la deportación forzada y el exterminio de alrededor de un millón y medio de armenios por el Imperio otomano.
 
El genocidio armenio es reconocido por 22 países, entre ellos Francia e Italia, aunque no por España ni Estados Unidos. Ankara lo considera una guerra civil en la que murieron medio millón de armenios y otros tantos turcos.
 
Crisis diplomática
 
Por lo tanto, la crisis diplomática entre la Santa Sede y Turquía es un hecho. El ministro del Exterior turco, Mevlut Cavusoglu, ha afirmado que las declaraciones del Papa son “una discriminación de los musulmanes y de los turcos respecto a los cristianos”.
 
“El genocidio es un concepto jurídico, las reivindicaciones no satisfacen los requisitos de ley, también si se busca explicar sobre la base de una difusa convicción, igual son sólo calumnias”, alega el comunicado del gobierno turco.    
 
Es probable que la actual "indignación" a ultranza del gobierno turco sobre el termino "genocidio" utilizado por el Papa Francisco, se deba a un mix explosivo entre: elecciones políticas, ultranacionalismo y el temor de la caída del mito de los padres de la patria edificado bajo las cenizas del imperio otomano.
 
Además, el Papa ya había hablado de la masacre de los armenios hace dos años, y Juan Pablo II había realizado una declaración conjunta con Karekin II, líder espiritual de todos los armenios en 2001. Y hasta ahora, el gobierno de Ankara no había alzado la voz por ello.
 
Es más, en un hecho sin precedentes, el gobierno de Recep Tayyip Erdogan el año pasado, entonces premier, había expresado su sentido pésame en nombre del gobierno de su país a los nietos  de centenares de miles de armenios exterminados por los Jóvenes Turcos.
 
En este contexto, el gobierno turco manifestó malestar por las palabras del Papa sobre la masacre de los armenios ocurrida entre 1915 y 1917 y ha convocado al nuncio apostólico en Ankara, Antonio Lucibello, además de pedir la vuelta al país de su embajador ante la Santa Sede para consultas.
 
La voz de un experto en Turquía
 
Mustafa Cenad Aydin, turco, experto en diálogo interreligioso, dijo a Aleteia que considera, por el contrario, las palabras del Papa como una “invitación a la paz”.

“Cuando una autoridad o un poder decide exterminar a las personas, negando la vida, esto es un crimen contra la humanidad. Los seres humanos de buena voluntad deben estar en contra de estos hechos y ponerse a favor de la vida” añadió.
 
“Podemos discutir sobre varias cosas complicadas, el origen de las palabras para denominar un genocidio, pero esto no ayuda al diálogo para alcanzar la pacificación entre armenios y turcos (dos países que no tienen relaciones diplomáticas), dijo el co-fundador del Instituto Tevere, un centro de estudios en la ciudad eterna que lleva el nombre del rió Tíbet – como símbolo del puente -que hay que tender para comprensión entre musulmanes y cristianos.
 
El Pontífice, hablando de tres grandes tragedias inauditas, además de la masacre de los armenios, citó

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.