¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Kenya: El Gólgota Africano

AFP PHOTO / STRINGER
Members of the military gather near the bodies of some of the victims of an attack on quarry workers near the town of Mandera, northern Kenya, along the border with Somalia, on December 2, 2014. Somalia's Shebab rebels on December 2 massacred 36 quarry workers in a fresh attack in northeastern Kenya, with the group vowing to conduct more "uncompromising, relentless and ruthless" operations. A group of around 20 fighters from the Al-Qaeda-affiliated Islamists raided a stone quarry near the town of Mandera in the early hours of December 2. Police and officials said they weeded out non-Muslims and shot them in the head, while some of the victims were also beheaded. AFP PHOTO / STRINGER
Comparte

Nuestros hermanos son asesinados y decapitados ante nuestros ojos y nuestro silencio es cómplice

El campus universitario de Garissa en Kenya, se convirtió el Jueves Santo, 2 de abril, en un calvario donde 147 personas fueron masacradas, en su mayoría estudiantes universitarios cristianos. 

La secta terrorista Al Shabab, de origen somalí, ingresó de madrugada al lugar para “imponer” su interpretación de la ley islámica (sharia). Para este grupo no hay lugar para quien no sea musulmán, un claro peligro de los fanatismos. Muchos de los asesinados se encontraban rezando en la capilla, según el testimonio de un sobreviviente. 

El episodio comenzó a las 5 y media de la mañana y el calvario duró unas 12 horas. La falta de enviados especiales a Kenya hace que esta noticia no ocupe las primeras páginas de muchos diarios. Hacemos votos para que este suceso sea aclarado, y no lo olvidemos, 

“Nuestros hermanos son asesinados y decapitados ante nuestros ojos y nuestro silencio es cómplice”, dijo el Papa Francisco durante el rezo del Vía Crucis el pasado viernes. Un colega del madrileño diario El País sentenció: “La información se guía por redes de poder. Por eso, 150 muertos en Kenia importan menos en Europa que 13 en París”. 

Otro estudiante narra que logró sobrevivir porque se hizo el muerto, respirando levemente, mientras oía cómo sus compañeros y amigos caían muertos. Ha muerto más de un centenar de jóvenes estudiantes cristianos por defender la libertad religiosa. 

Uno de los cuatro líderes de esta matanza era Abdirahim Abdullahi, un joven descripto por sus ex compañeros como un hombre moderado, simpático y hasta frívolo. 

Abdirahum era keniano de etnia somalí, graduado en la universidad de derecho de Nairobi, con excelentes notas. Luego de graduarse había ingresado a trabajar en un banco, y más tarde se le perdió el rastro. 

De allí la sorpresa, hasta de su propia familia, al descubrir su participación en el atentado que cobró la vida también de este activista. 

“Me sorprendió completamente esta noticia. Cuando hice por primera vez campaña para el puesto de representante de los estudiantes, me prometió su voto; hasta me ayudó a encontrar mi eslogan de campaña. Era un tipo ‘cool’”, recuerda una estudiante. “No sé qué le pudo pasar, en qué momento se dio vuelta de esa manera. No era alguien muy religioso y ciertamente no era un extremista. Era un tipo tranquilo, ¡una persona normal!”, subraya. “Se paseaba siempre de traje, con ropa de calidad. Era muy accesible, fácil”, agrega Kiti, quien considera hoy que el hecho de que un alumno brillante, lleno de vida, pueda convertirse en terrorista es incomprensible”. 

Tenemos varios problemitas en este siglo, ¿como remendar nuestro orbe? Quizá sea ejercitando la tolerancia, promoviendo el diálogo, respetando las diversidades. ¿Irá la cosa por allí? 

Afortunadamente, tenemos el norte que nos marca una persona, que no dejó de ser el curita de Flores, que desde Roma nos dijo este lunes, aludiendo a los jóvenes kenianos: “Ellos son nuestros mártires de hoy… ¡y hay tantos! Podemos decir que son más numerosos que en los primeros siglos”, dijo el Papa durante el rezo del Regina Coeli. 

Promovamos la Pascua, pasando de la incomprensión, de la ignorancia, de la sospecha, al diálogo profundo.

Publicado por Quique Figueroa en Ciudad Nueva

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.