Aleteia

4 consecuencias terribles de tener “amigos con derecho a roce”

screen gems
Comparte

No hay amistad sin compromiso, más bien se trata de prostitución gratuita

Un “amigo con beneficios” no es ni lo uno ni lo otro. No puede existir amistad sin compromiso, como lo exigen “las reglas” de una semejante “amistad”: prohibida la involucración sentimental o emocional, cero derecho a reclamo, cero compromiso.

¿No es amigo justamente aquel que se compromete totalmente con nosotros, y nosotros con él, hasta ser capaz de dar la vida por él?

A veces los amigos con derecho a roce surgen como “solución” a varios noviazgos fallidos es un grito desesperado: ya no se cree en el amor, más aún cuando se ha entregado todo y luego de tantas promesas de “amor eterno” resulta que “todo se acabó”.

Personas que recurren a este tipo de “amistad” han renunciado a buscar el amor verdadero, ese amor que exige y se compromete con el ser amado. 

Nosotros creemos que ese amor existe, que exige lucha y, sobre todo, que exige la virtud de la castidad para que pueda florecer, crecer, madurar y durar para siempre.

¿Consecuencias?

1. Se pierde el sentido de lo que es la amistad verdadera.

2. No existe estabilidad emocional porque depende de si me “dan ganas” de tener sexo y no se ve a la otra persona como un ser humano, sino como un objeto de consumo, según una mutua conveniencia. El sexo entonces pierde su valor, porque se convierte en mera satisfacción sensual del instinto animal.

Ya no hay ternura, entrega verdadera. Todo es tomar del otro lo que esté dispuesto a ofrecerme para llenar mi vacío emocional, o para no sentirme solo, o para sentirme amada (se confunde el ser deseada con el ser amada). Es un grito desesperado por un poco de amor, cuando se ha desesperado de poder encontrar ese amor.

3. Este tipo de relación no termina bien puesto que finalmente se da un enredo sentimental, una involucración de las emociones y sentimientos de uno o de otro lado, porque no podemos separar lo físico de lo emocional y sentimental, a menos que vivamos en una profunda ruptura interior que nos pone a nivel de meros muñecos o juguetes sexuales.

4. El ser humano anhela un amor verdadero, que sea para siempre, y necesita encontrar ese amor para ser feliz. Una relación de “amigos con beneficios” excluye a propósito todo amor. Al excluirse el amor y el compromiso de lo que estamos hablando en realidad no es de “amistad” sino de —digámoslo sin maquillajes— prostitución gratuita.

Seamos honestos: es a ellas o ellos —las o los prostitutos— a quienes se acude cuando alguien quiere un beneficio sexual sin ningún tipo de compromiso. Allí no hay derecho a reclamo, tampoco hay responsabilidad sobre la otra persona, y tampoco se involucran los sentimientos o emociones. No hay amor, tan solo es placer.

¿No son las mismas reglas, pero aplicadas a los “amigos”? La única diferencia es que en un caso se paga y en otro no. Es decir, no se paga con dinero, pero se paga con otra “moneda”: "El sexo es algo muy emocionante. Lo malo es que no es gratis, siempre hay que pagar por él: a veces con dinero y a veces, con halagos o palabras cariñosas". (Carlos Cuauhtémoc Sánchez, Juventud en Éxtasis).

Fragmento de un artículo publicado originalmente en La Opción V

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.