Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 20 septiembre |
San Andrés Kim y compañeros mártires
home iconEstilo de vida
line break icon

​¿Es malo jugar a la lotería?

daniel julià lundgren-cc

P. Paulo Ricardo - publicado el 09/04/15

Los juegos de azar son moralmente lícitos, pero…

¿Es pecado jugar a la lotería? Algunos miran a este y a otros juegos con un cierto puritanismo pensando que se trata de algo inmoral ¿es verdad?
Responde el experto Paulo Ricardo:

El Catecismo de la Iglesia de la Iglesia Católica afirma que “los juegos de azar (juego de cartas, etc…) o las apuestas no son en sí mismas contrarias a la justicia” [1].

Hay algunas sombras, sin embargo, que deben ser consideradas. En primer lugar, es necesario definir qué es la lotería.

Se trata de un contrato en el que los participantes mediante el pago de un precio irrisorio, se ponen de acuerdo para aspirar a un premio mucho mayor del valor que han jugado, de manera que el número de las personas contratantes determina el valor del premio que se sortea.

La rifa, el bingo y la tómbola son juegos similares, y el juicio moral hacia ellos es esencialmente el mismo.


LOTTERY

Te puede interesar:
¿Qué harías si ganaras la lotería?

Aparte de la legislación civil y penal específica de cada país ¿qué se puede decir sobre la lotería desde el punto de vista de la moral católica?

Aunque es moralmente lícita, es necesario observar algunos puntos, en primer lugar referentes a quien la organiza y después a quienes participan.

Por lo que respecta a los organizadores, es importante que no cometan fraude, porque esto significa engañar a las personas que han apostado, y que no haya para ellos un beneficio muy elevado, lo que haría que se aprovechasen de las personas y de su deseo de ganar un premio.

Es lo que sucede, por ejemplo, en el jogo do bicho (una lotería con animales y números), que aunque fuese aceptado por las legislaciones locales continúa siendo inmoral porque enriquece ilícitamente a las personas que la organizan.

La lotería puede ser una fuente de ingresos en el caso de que, realizada por iniciativa privada, se destine a obras de caridad, o si es organizada por el Gobierno, funcione como una especie de “impuesto voluntario”, por el que las personas ofrecen su propio dinero al poder público sabiendo que este será destinado a una finalidad establecida previamente.

En cuanto a la persona que juega, es importante que no se “prive de lo que es necesario para hacer frente a las necesidades propias y de los demás” [2] -lo que es más común en los juegos de azar que en las loterías, a menos que se compren muchos boletos de una vez- y que vigile para no convertirse en adicto a este tipo de juegos.


GAMBLING

Te puede interesar:
Síntomas y tratamiento de la dependencia a juegos de azar

Excluidas estas dos hipótesis es moralmente aceptable jugar a la lotería.

Más allá de la cuestión de lo moralmente permitido, es necesario preguntarse si es aconsejable a nivel espiritual participar en estos juegos.

Detrás de las apuestas hay, a menudo, un comportamiento espiritual enfermo que, además de alimentar la ambición por las riquezas, hace que en las personas disminuya el amor por su trabajo y aumente el ocio, esperando que su sustento caiga mágicamente del cielo sin que deban hacer nada para obtenerlo.

Jugar a la lotería en general no es pecado, pero esto no quiere decir que no debamos estar prevenidos a nivel espiritual, cuidando una relación honesta y sabia con las riquezas.

La ilusión de la vida ociosa y de la riqueza fácil puede hacernos olvidar que el camino de la santificación también pasa por el trabajo y que el mismo Señor exaltó la pobreza de espíritu como una bienaventuranza: “Bienaventurados los pobres de espíritu porque de ellos es el reino de los cielos” [3].


CASINO

Te puede interesar:
Apuestas online: un casino en el hogar

[1] Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2413
[2] Ídem
[3] Mt 5, 3

Tags:
juegos de azarmoral

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
3
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
4
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
5
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
6
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.