Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 31 julio |
San Ignacio de Loyola
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Por qué esta noche es diferente de todas las otras noches?

Rs

Chiara Santomiero - publicado el 02/04/15

El 4 de abril coinciden la Vigilia Pascual cristiana y el Seder de la Pascua judía

"¿Por qué esta noche es diferente de todas las otras noches? ¿Por qué esta noche comemos sólo ácimos? ¿Por qué hierbas amargas?". El más pequeño de casa, con sus preguntas, introduce el rito familiar de la Pascua judía, que se lleva a cabo con la Haggadah, el relato de la salida de Egipto de los hebreos, liberados por Dios de la esclavitud. Durante el seder, es decir, la cena doméstica con la que se celebra la fiesta, la haggadah es leída y cantada, para que la memoria se transmita de generación en generación.

Este año, el relato del libro del Éxodo resonará casi al mismo tiempo en las casas judías y en las iglesias, donde los fieles se reunirán para celebrar la vigilia pascual, recorriendo a través de las lecturas del Antiguo Testamento la historia de salvación y alianza de Dios con su pueblo.

En 2015, de hecho, el periodo de Pesach– del 4 al 11 de abril – coincide con la fiesta más importante de la cristiandad. En particular, el 4 de abril, cuando la Iglesia católica celebra la "Madre de todas las vigilias", los "hermanos mayores" judíos festejarán el sederde Pesach, después del de la vigilia del viernes 3 de abril (en la Diáspora, es decir, fuera de Israel, el sederde Pascua se repite dos noches consecutivas).

La Pascua cristiana y la Pascua judía se corresponden y raramente coinciden. La primera sigue el calendario gregoriano para católicos y protestantes, el juliano para los ortodoxos, coincidiendo sólo a veces incluso en el mundo cristiano. 

La Pascua judía está fijada, como prescribe la Biblia, en el 14 del mes de Nisán del calendario judío, que es un calendario lunisolar y debería corresponder con el plenilunio sucesivo al equinoccio de primavera (21 de marzo). El Concilio de Nicea del 325 estableció, en cambio, que la Pascua cristiana caiga el domingo siguiente a la primera luna llena de primavera.

Pesachen hebreo significa "paso" y por tanto el cambio de la esclavitud a la libertad, pero también el “paso” de Dios por Egipto y por las casas de los judíos marcadas con la sangre del cordero para salvarles del exterminio de los primogénitos. 

También la Pascua cristiana, que hunde evidentemente sus raíces en la judía, plantea un paso, de la muerte del pecado a la vida nueva en Cristo, un paso marcado por el agua del bautismo, así como la libertad del pueblo hebreo se llevó a cabo a través de las aguas del mar Rojo.

En recuerdo del hecho de que al ser liberados, los hebreos salieron tan deprisa de Egipto que no tuvieron tiempo de fermentar el pan, durante esos ocho días está absolutamente prohibido tomar alimentos fermentados, o incluso tenerlos. 

Se debe consumir matzá, el pan ácimo sin fermentar ni adobar, que es símbolo de la dureza de la esclavitud. Por esto, los días anteriores a la fiesta de Pesach se dedican a la limpieza escrupulosa de todos los rincones de la casa para eliminar cualquier sustancia fermentada. Una costumbre que se ha trasladado a otras culturas, donde “limpieza de Pascua” es sinónimo de “limpieza de primavera”.

Junto al plato ritual con el cordero, las hierbas amargas, el huevo duro (símbolo del ciclo del tiempo), está el vaso para el profeta Elías, el quinto de los cuatro vasos del sedery que se llenará casi al final de la celebración. El vaso de Elías “deja la puerta abierta a la esperanza y a la incertidumbre. Confía en la llegada del Mesías e intenta imaginar un futuro aún desconocido (Haggadah, Elena Loewenthal).

No se trata sólo de conmemorar un evento alejado en milenios, pues "en cada generación los judíos se consideran a sí mismos como si personalmente hubieran salido de Egipto".

Cada año, los Papas envían a la comunidad judía de Roma un mensaje de felicitación. El año pasado, el Papa Francisco escribió: "El Omnipotente, que liberó a su pueblo de la esclavitud de Egipto para guiarlo a la Tierra Prometida, siga liberándoos de todo ma

Tags:
dialogo interreligiosojudaismopascua
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
4
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
5
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
6
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
7
BECCIU
Ary Waldir Ramos Díaz
Comienza un juicio histórico por corrupción en el Vaticano
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.