Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 09 febrero |
Santa Apolonia
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Lectio Divina: Jueves Santo Ciclo B

Estudiando la Biblia

© paulorear

Fundación Ramón Pané - publicado el 02/04/15

Una guía para rezar con la Escritura esta Semana Santa

No se pierda esta Misa internacional para aquellos que necesitan sanación. Llevaremos sus intenciones al altar – sin coste. 

Haga click aquí
LECTIO DIVINA 
JUEVES SANTO CICLO B


Invocación al Espíritu Santo:
Ven Espíritu Santo, queremos abrir las Sagradas Escrituras que Tú inspieraste y confiaste a la Iglesia.
Iniciando este Triduo Pascual queremos hacerlo con fervor. Ven a nuestra vida, a nuestros corazones, a nuestras conciencias.
Mueve nuestra inteligencia y nuestra voluntad para entender lo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo Jesús, el Cristo. Especialmente en este día tan solemne.
Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.
Amén

TEXTO BIBLICO: Juan 13, 1-15
«Les he dado ejemplo para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes»


  13,1: Antes de la fiesta de Pascua, sabiendo Jesús que llegaba la hora de pasar de este mundo al Padre, después de haber amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo.
  13,2: Durante la cena, cuando el Diablo había sugerido a Judas Iscariote que lo entregara,13,3: sabiendo que todo lo había puesto el Padre en sus manos, que había salido de Dios y volvía a Dios, 13,4: se levanta de la mesa, se quita el manto, y tomando una toalla, se la ató a la cintura. 13,5: Después echa agua en un recipiente y se puso a lavarles los pies a los discípulos y a secárselos con la toalla que llevaba en la cintura.
  13,6: Llegó a Simón Pedro, el cual le dice:
   —Señor, ¿tú me vas a lavar los pies?
  13,7: Jesús respondió:
   —Lo que yo hago no lo entiendes ahora, más tarde lo entenderás.
  13,8: Replica Pedro:
   —No me lavarás los pies jamás.
   Le respondió Jesús:
   —Si no te lavo, no tienes nada que ver conmigo.
  13,9: Le dice Simón Pedro:
   —Señor, si es así, no sólo los pies, sino las manos y la cabeza.
  13,10: Le responde Jesús:
   —El que se ha bañado no necesita lavarse más que los pies, porque está completamente limpio. Y ustedes están limpios, aunque no todos. 13,11: Conocía al que lo iba a entregar y por eso dijo que no todos estaban limpios.
  13,12: Después de haberles lavado los pies, se puso el manto, volvió a la mesa y les dijo:
   —¿Comprenden lo que acabo de hacer?
  13,13: Ustedes me llaman maestro y señor, y dicen bien. 13,14: Pero si yo, que soy maestro y señor, les he lavado los pies, también ustedes deben lavarse los pies unos a otros.13,15: Les he dado ejemplo para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes.
BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO

LECTURA: ¿Qué dice el texto?

                Con el Jueves Santo se abre el Triduo Pascual, es el día en que la liturgia conmemora la institución de la Eucaristía, es por ello que la Misa se denomina “de la Cena del Señor”. La lectura de este día es tomada del evangelio de San Juan, centrado en el lavatorio de los pies.
                        Jesús sabe que el momento de su “hora”, el tiempo esperado para llevar a plenitud su misión esta muy cerca. El amor de Jesús por su comunidad, en este caso es la comunidad de los discípulos, es de un amor hasta el extremo, es el amor capaz de dar la vida por el otro, en este caso por “todos”.
                 En medio de la cena, Jesús se levanto, se preparó, y comenzó a lavar los pies de sus discípulos. Antiguamente se lavaba los pies para dar la bienvenida a alguien al entrar en la casa, como gesto de hospitalidad, es el lavado de la parte más sucia del cuerpo, por estar en permanente contacto con el suelo.
                        Cuando llego el momento de lavar los pies a Simón Pedro, este se negó, y se preguntaba como podía el Señor lavarle los pies a él. La respuesta de Jesús marca que, mientras esté en el mundo no comprendería lo que significaría este gesto, pero que más adelante sí podría comprenderlo. Pedro se resiste por la idea preconcebida de que alguien superior no podía servir a alguien inferior. Pero Jesús rompe estos esquemas, enseña a través de este simple gesto, lavar pies ajenos, que su misión  por la que vino al mundo, no fue para servir sino para ser servido, y para que otros imiten esta lección de servicio fraternal, y de amor al próximo.

                          Por último Jesús da a entender que uno de ellos no estaba limpio, lo que para el pueblo judío significaba estar impuro, se refiere a Judas, quien momentos después lo entregaría a las autoridades del pueblo.
                  Jesús hasta el último momento es el gran pedagogo de la Ley, explica su centralidad a través de sencillos gestos, el amor a Dios y al prójimo, esa es la plenitud de la Ley.

MEDITACION: ¿Qué me dice a mí el texto?


Nos preguntamos para profundizar en nuestra vida estas palabras de Salvación:

  1. Dedico un momento para meditar sobre la presencia de Jesús en la Eucaristía. ¿Cómo vivo esta realidad de la presencia de Cristo? ¿Soy consciente de que Jesús en su totalidad se encuentra tan próximo, y que cuando comulgo lo recibo en cuerpo y espíritu? ¿Esto me lleva a dar gracias a Dios por su infinita generosidad de elegir permanecer en nosotros?
  2. ¿La Eucaristía me lleva a vivir de forma distinta, viendo a los hermanos con los ojos de la fe y del amor? ¿El altar me congrega a recibir la Eucaristía, y a la vez me impulsa a salir al encuentro de mis hermanos?
  3. ¿Me considero servidor, siento que lo soy? ¿Cómo dice la Palabra: “comprendo lo que quiso decir Jesús al lavar los pies? ¿Cuál es el “lavado de pies” que me pide el Señor que haga a los hermanos de mi comunidad?

ORACION: ¿Qué le digo yo al Señor?


Orar, es responderle al Señor que nos habla primero.

·       Gracias Señor por la gracia de poder recibirte en tu cuerpo y sangre en cada Eucaristía.
·       Señor que pueda ser un discípulo servidor en salida misionera, capaz de reconocer las periferias existenciales que me rodean.
·       Hacemos un momento de silencio y reflexión para responder al Señor. Añadimos unas intenciones de oración.

CONTEMPLACION: ¿Cómo interiorizo el texto?


Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo del texto para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón:

«Les he dado ejemplo para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes» (Versículo 15)

Y de esta forma nos ponemos en contemplación.


ACCION: ¿A qué me comprometo?


Debe haber un cambio que los demás note en mi vida. Si yo no cambio, entonces, pues no soy un verdadero cristiano que entendió y vive en La Palabra.

En primer lugar agradezco el don de la fe y de creer en Jesús. Esto debo manifestarlo con llevar la alegría cristiana a los demás. Que los demás puedan conocer también a Cristo por mi alegría y testimonio de encuentro con Cristo. Especialmente hoy Jueves Santo voy a realizar una obra de caridad para llevar la Alegría del Evangelio a los demás.

Hno Ricardo Grzona, frp y Cristian Buiani

Tags:
semana santa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.