¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Flakka invade el sur de la Florida y causa graves daños

© Daniel Foster
Comparte

Las autoridades advierten sobre el peligro de esta potente droga

Por el nombre se podría pensar que es uno de los tantos ciclones o tormentas tropicales que atacan la península de la Florida; pero se trata de una nueva droga sintética que está circulando con fuerza en las calles del sur del estado según han alertado las autoridades locales.
 
El pasado mes de febrero un hombre fue grabado por una cámara de seguridad cuando intentaba romper a patadas una puerta de cristal contra huracanes del Departamento de Policía de Fort Lauderdale, al norte de Miami. Se trataba del desamparado James West de 50 años que fue arrestado y después de un análisis de sangre, los expertos determinaron que el hombre había ingerido una nueva droga sintética mezclada con sales de baño que produce episodios de paranoia, ansiedad, alucinaciones y psicosis. En el informe policial quedó registrado que West se encontraba totalmente alucinado y sentía que 25 autos lo perseguían por la conocida calle Broward Boulevard.
 
Efectos de la nueva droga Flakka conocida científicamente como Alfa PBP.
 
"Estamos viendo cada vez más pacientes que llegan con alucinaciones" dijo el médico Nabil El Sanadi miembro del hospital Broward Health y explicó que la ingestión de esta droga "acelera los latidos del corazón, aumenta la temperatura corporal y da una energía extraordinaria a quien la consume".
 
Esta droga conocida científicamente como “Alfa PbP” es una combinación de varios componentes  sintéticos, que se puede fumar, oler o ingerir y provoca una reacción inmediata. Según la policía puede comprarse en las calles por 20 dólares y produce efectos parecidos a la cocaína pero más fuertes, “la persona adquiere una fuerza descomunal y sufre delirio de persecución”. Otro especialista advirtió que los daños que causa al corazón y al cerebro pueden ser permanentes y también puede conducir a un infarto.
 
Las salas de emergencia de varios hospitales han constatado un gran aumento en el número de personas que tienen que ser atendidas por el uso de esta peligrosa droga sintética.
 
Sobre las drogas en general.
 
Se cataloga como droga cualquier sustancia sicoactiva que es consumida fuera de de una correcta prescripción médica, con el fin de modificar el comportamiento y la apreciación del entorno. Entre los diversos tipos están los alucinógenos como el LSD (Lisergic Synthetic Dietilamine), los derivados del Cannabis (haschish, marihuana, grifa), las que son estimulantes como la cocaína y las anfetaminas, las derivadas de los opiáceos (opio,  morfina, heroína), las hipnóticas como el alcohol y los barbitúricos,  las drogas sintéticas como las sales de baño o la flakka, etc.
 
Todas producen efectos secundarios perjudiciales a largo plazo y las sobredósis son siempre peligrosas y en muchos casos producen la muerte. Prácticamente todas llegan a crear en quienes la consumen una dependencia síquica, es decir, sensación de no poder prescindir de ellas y las más peligrosas como es el caso de las derivadas del opio producen además, dependencia física, que es una imposibilidad de abandonarlas por los trastornos orgánicos que se producen una vez que el cuerpo se acostumbró al uso de ellas.
 
Existe una estrecha relación entre el consumo de drogas y la delicuencia debido a que el drogadicto por la dependencia que padece, cuando no tiene los medios económicos para comprar la droga, cae en comportamientos delictivos como el robo y la violencia, para obtener el producto.
 
En la lucha contra las drogas es sumamente importante que se incremente una labor preventiva en la que mediante actividades educativas y formativas se ayude al individuo a salir de ese estado de dependencia y se reduzca la demanda de las drogas. Por otro lado es necesario también disponer de tratamientos que no se limiten solamente a la desintoxicación, sino que trabajen también en la regeneración personal del drogadicto y le ayuden a su reintegración en la sociedad.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.