Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 febrero |
Santos Mártires de Alejandría
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Si llego tarde a misa puedo comulgar?

Iglesia en Valladolid-CC

Henry Vargas Holguín - publicado el 26/03/15

Se puede comulgar, pero el precepto se cumple al celebrar la misa entera los domingos y fiestas de guardar

Hay que distinguir dos cosas: Una cosa es la misa de precepto y otra muy diferente es la misa ferial.

Primero hablemos de la misa de precepto:

Asistir a misa los domingos y días de precepto es una de las obligaciones más básicas de nosotros los cristianos (Canon 1247). 

Lastimosamente no pocos católicos desconocen sus obligaciones. Incluso desconocen que el estar bautizados implica deberes que hay que cumplir. Algunos piensan que por ser el amor la máxima ley cristiana, todo tendría que ser amor sin obligaciones, amor sin normas.

Pero ya sabemos que no es así; al contrario, el amor es muy exigente: cuanto más amor, más exigencia de manifestarlo y de evitar todo lo que vaya en su contra.

Todo lo que la Iglesia, a través de los diferentes documentos -especialmente el código de derecho canónico- dice, es para cumplirlo, no son consejos. Es importante, pues, distinguir entre leyes (que nos obligan en conciencia) y consejos o recomendaciones. En este último caso cada uno hará lo que le parezca oportuno pues no se está obligado canónicamente a seguir un consejo o recomendación y, en consecuencia, tampoco hablamos de pecado.

El Catecismo señala en su punto 2042 que hay una obligación importante para el cristiano católico: “Oír Misa entera los domingos y demás fiestas de precepto”. No sólo es el tercer mandamiento de la ley de Dios, sino que es el primer precepto o ley de la Iglesia.

Es importante que nos quedemos con estas palabras: “MISA ENTERA”. Debemos participar de la misa completa los domingos y las fiestas de guardar. Falta a este mandamiento también quien llega tarde a misa. Si se llega tarde, la misa no vale.

¿Qué no decir de la persona a la que regularmente y/o por costumbre le gusta llegar tarde a misa? Tener el hábito de llegar tarde es sinónimo también de despreocupación y la persona es culpable de acedia. Se denomina propiamente acedia o acidia a la pereza en el plano espiritual y religioso y esto ya es pecado muy grave y en estas circunstancias, antes de comulgar la persona se debería confesar. 

Mientras haya pecados mortales o graves no se puede comulgar, así se llegue antes del inicio de la misa.

La misa entera consta principalmente de dos partes que forman una unidad, partes que a vez están formadas por otras, y todas son importantes.

“Las dos partes de que costa la Misa, a saber: la Liturgia de la palabra y la Eucaristía, están tan íntimamente unidas que constituyen un solo acto de culto. Por esto el Sagrado Sínodo exhorta vehemente a los pastores de almas para que en la catequesis instruyan cuidadosamente a los fieles acerca de la participación EN TODA LA MISA, sobre todo los domingos y fiestas de precepto” (Sacrosanctum Concilium del Concilio Vaticano II, 56).

El documento habla de la participación en toda la misa; por esto que no hay ningún documento de la Iglesia que diga, por ejemplo, que el fiel cumple con el precepto dominical desde las lecturas, o desde el credo, o desde el ofertorio, o desde la consagración o desde….; como si algo sobrara o algo fuera secundario o algo no fuera importante en la misa.

Si somos personas que decimos creer en Dios y creer en la Iglesia, debemos apegarnos y cumplir con lo que nos dictan sus normas. La fe se rige por preceptos y normas que hay que cumplir por disciplina y para beneficio personal y de la Iglesia misma. En la medida que uno corresponda a dichas normas se podrán obtener bienes espirituales necesarios para la vida.

Para cumplir el precepto, se debe oír la misa entera: esto es, desde el momento en que sale el sacerdote hasta que da la bendición final y despide al pueblo; es por esto que

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
dummies liturgiaeucaristialiturgiamisa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
4
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.