Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 02 febrero |
Virgen de la Candelaria
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Lectio Divina: Jueves V semana de Cuaresma Ciclo B

Biblia en inglés y cruz

© DAlex2u

Fundación Ramón Pané - publicado el 26/03/15

Una guía para rezar con la Escritura esta Cuaresma

LECTIO DIVINA 
JUEVES V SEMANA DE CUARESMA CICLO B


Invocación al Espíritu Santo:
Ven Espíritu Santo, estamos por abrir las Sagradas Escrituras que Tú Inspiraste.
Ven a nuestra vida, a nuestros corazones, a nuestras conciencias.
Mueve nuestra inteligencia y nuestra voluntad para entender lo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo Jesús, el Cristo.
Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.
Amén

TEXTO BIBLICO: Juan 8, 51-59
«Quien cumpla mi palabra no sufrirá jamás la muerte»


8,51: Les aseguro que quien cumpla mi palabra no sufrirá jamás la muerte.
  8,52: [Entonces] le dijeron los judíos:
   —Ahora sí estamos seguros de que estás endemoniado. Abrahán murió, lo mismo los profetas, y tú dices que quien cumpla tu palabra no sufrirá jamás la muerte. 8,53: ¿Por quién te tienes?
  8,54: Contestó Jesús:
   —Si yo me glorificara a mí mismo, mi gloria no valdría nada; es mi Padre quien me glorifica, el mismo que ustedes llaman nuestro Dios, 8,55: aunque no lo conocen. Yo en cambio lo conozco. Si dijera que no lo conozco, sería mentiroso como ustedes. Pero lo conozco y cumplo su palabra. 8,56: Abrahán, el padre de ustedes disfrutaba esperando ver mi día: lo vio y se llenó de alegría.
  8,57: Le replicaron los judíos:
   —No has cumplido cincuenta años, ¿y has conocido a Abrahán?
  8,58: Jesús les dijo:
   —Les aseguro, antes de que existiera Abrahán, existo yo.
  8,59: Recogieron piedras para apedrearlo; pero Jesús se escondió y salió del templo.

BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO

LECTURA: ¿Qué dice el texto?


            La lectura del evangelio de este día comienza con una frase de Jesús, “quien cumpla mi palabra no sufrirá jamás la muerte”. Los judíos no lograban comprender que quería decir Jesús con eso, pensaban en los grandes hombres de la historia de Israel, desde Abraham pasando por los profetas, y ninguno había superado la realidad de la muerte, es por eso que tildaron a Jesús de endemoniado. Aunque sabemos que Jesús no se refería a la muerte corporal, sino a la causada por el pecado.
          Jesús esta estrechamente unido al Padre, y su gloria proviene de él, por lo contrario si se glorificara así mismo no serviría de nada. Jesús acusa a los judíos de llamar cotidianamente “nuestro Dios”, al Padre que en verdad no conocen. Esto habrá sido un golpe duro para los judíos que estaban presentes allí, que por muy piadosos se tenían.
        “Abraham, el padre de ustedes se lleno de alegría al ver mi día”, con esta frase los judíos se encolerizaron más aún. El “Día”, evoca la expresión el “día del Señor”, y Jesús se la apropia para referirse a su venida como el enviado de Dios, y Abraham, vio proféticamente este “día” de Jesús, en el nacimiento inesperado de Isaac, fruto de su mujer estéril (Génesis 17. 17; 21. 1-8), pero en el fondo el objeto de la alegría de Abraham es Jesús.
       Abraham y Moisés eran pilares fundamentales de la historia de la Fe del pueblo de Israel, Jesús deja en claro que él existe desde antes que Abraham, es el Verbo que existe desde el principio del que nos habla el prologo de San Juan, es anterior a todo y a todos.
       Después de estas palabras intentaron apedrearlo, pero  aún no había llegado su “hora”, con esto la intolerancia del pueblo hacía Jesús quedo al descubierto una vez más.

MEDITACION: ¿Qué me dice a mí el texto?


Nos preguntamos para profundizar en nuestra vida estas palabras de Salvación:

  1. ¿Qué significa para mí, ser fiel a la Palabra del Señor? ¿Basta solo con creer? ¿La fidelidad a la Palabra implica vivir lo que creo? ¿Confronto mi vida, a la Luz de la Palabra del Señor?
  2. ¿Tengo presente que de mí fidelidad al Señor, dependerá mi salvación?
  3. ¿Soy como Abraham, que se alegra por haber conocido al Señor? ¿Cómo se manifiesta esta alegría en mí vida?





ORACION: ¿Qué le digo yo al Señor?


Orar, es responderle al Señor que nos habla primero.

  • Gracias Señor por tu Palabra, que nos es Luz, y camino para nuestras vidas.
  • Señor que pueda ser un discípulo, que siempre tenga presente la vida de su Maestro como modelo.
  • Te pido por aquellas personas a quienes anunciaré tú Palabra, para que la escuchen y acepten con un corazón dispuesto.


CONTEMPLACION: ¿Cómo interiorizo el texto?


Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo del texto para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón:

«Quien cumpla mi palabra no sufrirá jamás la muerte» (Versículo 51)

Y de esta forma nos ponemos en contemplación.


ACCION: ¿A qué me comprometo?


Debe haber un cambio notable en mi vida. El cambio es exterior. Lo que creo desde adentro de mi corazón en la Palabra de Dios, lo expreso en acciones concretas que debes decidir hacerlas ahora.

Mi agradecimiento por creer en Jesús, se manifiesta con llevar la alegría cristiana a los demás. Que los demás puedan conocer también a Cristo por mi alegría y testimonio de encuentro con Cristo.

Hno Ricardo Grzona, frp y Cristian Buiani

Tags:
cuaresma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.