Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 26 octubre |
San Witta (Albino) de Bürberg
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

Un Vía Crucis para meditar esta Semana Santa

© Sabrina Fusco / ALETEIA

Oleada Joven - publicado el 20/03/15


.

(Unos minutos en silencio)

Libremente, con todo mi corazón, quiero postrarme ante ti, mi Dios. Desearía cubrirte los pies con mis besos, que cada uno de ellos fuera una reparación de amor por todas mis miserias y un dardo de fuego que me abrase en deseos de ser cada día más tuyo, más entregado a los hermanos, más parecido a ti en todo, también y sobre todo, en la manera de llevar la incomprensión, la maledicencia, las calumnias, las injusticias, y responder siempre con la verdad y desde el amor.

Te adoramos, oh  Cristo, y te bendecimos que por tu santa Cruz redimiste al mundo.

4ª Estación: Jesús es negado por Pedro

Pedro huye primero con los demás en el huerto, luego recapacita y junto con Juan va a averiguar qué hacen con Jesús y empieza la tragedia. Primero el miedo a ser reconocido como de los tuyos, le lleva a negar conocerte ante la criada, luego ante uno de los que fueron a  prenderte le reconoció porque era pariente de Malco, al que  cortó la oreja. Y, por último, al delatarle su acento, olvida hasta tu nombre: «¿No conozco a este hombre!». Ha llegado al fondo. Canta el gallo. Pedro recuerda y las lágrimas de dolor corren por sus curtidas mejillas. Pero  tú le miras con ternura y comprensión. Con una mirada en la que también hay dolor, soledad, mansedumbre. Con una mirada en la que  por encima de todo hay perdón y amor incondicional.

(Unos minutos de reflexión en silencio)

Jesús, yo también te he negado muchas veces. Te he negado por miedo, por orgullo, por no querer ceder, por autosuficiencia… por tantas cosas… Como Pedro, quiero llorar desde la sinceridad de mi corazón, un llanto que me de la de Pedro, quiero llorar desde la sinceridad de mi corazón, un llanto que me dé la fuerza para no ofenderte más, para no negarte, para gritar con serenidad, dulzura, a la vez, convicción y firmeza, con palabras y sobre todo con hechos, que Tú eres el Rey, que eres el Señor y a Ti sólo adoro, respeto, sigo y amo. Dame, mi Dios, que tras las lágrimas del arrepentimiento pueda contemplar, como Pedro, la luz de un nuevo amanecer en el que nosotros y todos los hombre vivamos la nueva civilización del amor.

Te adoramos, oh  Cristo, y te bendecimos que por tu santa Cruz redimiste al mundo.

 5ª Estación: Jesús es juzgado por Pilato

Estás ante Pilato. También a él quieres salvarle y empiezas a lanzarle pistas: «Mi reino no es de este mundo». ¿Tenía idea Pilato de la existencia de otro mundo que no fuera el que pisaba? ¿No era un pobre loco aquél que ante él se proclamaba a sí mismo rey? «He venido para dar testimonio de la Verdad».  ¿Quería Pilato bajar de su criterio y discutir sobre una verdad que no fuera la suya? Pregunta con burla, con suficiencia, desde un poder que tú le recuerdas no le viene de él mismo, sino que tu Padre se lo ha confiado… No entiende nada. Tampoco ve ningún delito y, a pesar de eso, te niega cualquier posibilidad de salvación; a Ti, que se las ofreces todas. En contra de toda razón da la orden: ¡Crucificadlo! Y para tranquilizar su conciencia, se lava las manos mientras piensa que él no es responsable, que son los otros los que le han obligado a actuar contra su voluntad. Miedo, cobardía, injusticia,…

(Unos minutos de reflexión en silencio)

Danos, Señor, contemplar cada paso de tu Pasión desde el reconocimiento de nuestros pecados y el espíritu de conversión, pero también desde el agradecimiento y la esperanza porque, a pesar de nuestra cobardía, de nuestra miseria, de nuestros miedos y pequeñeces, Tú te entregaste a tanta humillación y dolor por nosotros, por cada uno de nosotros. Que vivamos intensamente cada uno de los pasos de tu Vía Crucis acompañándote en el dolor, la soledad… pero también en el gozo de ayudarte con nuestros sufrimientos a llevar a muchos hermanos al camino de la única salvación, tras haberlo aceptado nosotros mismos con todas las consecuencias.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Tags:
cuaresmavia crucis
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
2
QUIÑONEZ
Pablo Cesio
Álex Quiñónez, una muerte cargada de violencia que vuelve a enlut...
3
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lectores en la misa
4
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
5
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
6
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
7
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.