Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 18 octubre |
San Lucas
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Por qué no se evangeliza con el miedo del infierno?

Alexander Tihonov

Card Gianfranco Ravasi - publicado el 20/03/15


Hay un último tema que hace necesario el temor, y es el respeto de la moralidad: el Decálogo fue revelado, según la Biblia, durante una teofanía que genera adoración y reverencia. El marco es una tempestad, hecha de “truenos, relámpagos y una densa nube sobre el monte, con un sonido fortísimo de cuerno…, el monte Sinaí humeaba… como el humo de un horno, y retemblaba on violencia” (Ex 19,16-18).

El temor “concurre en la formación de la conciencia moral que rechaza los impulsos transgresores”. Para la religión, el temor arriba descrito cumple esta función, pero es también algo más porque surge de una confianza hacia un Dios que “no quiere la muerte sino la vida” y, por tanto, te indica la vía libre del bien y de la justicia.

En este punto, nuestra apología del temor que vence el miedo podría aplicarse al presente en que vivimos, presente dominado por el miedo. Necesitamos reencontrar ese temor que es respeto del otro, el prójimo, y por ese Otro que es Dios o el misterio (según las diversas opciones).

Necesitamos volver a encontrar ese temor que es principio de moralidad y que condena la arrogancia inmanentista, la transgresión ciega, instintiva, brutal, inhumana y blasfema, aunque venga en el nombre de Dios “tomado en vano”. Necesitamos encontrar ese temor que es confianza y fraternidad, porque todos somos criaturas, partícipes de los mismos miedos y de la misma fragilidad.

A la lógica del duelo que nace del miedo al otro hay que sustituir el dialogo que nace del temor, que es respeto al otro y a su diversidad. Precisamente como enseña a parábola tibetana del viandante en el deserto. Un hombre ve perfilarse en el horizonte ante él una figura que avanza: parece una bestia. Por desgracia en el desierto no hay escapatoria, hay que seguir, aunque sea con el terror en el corazón.

La figura, haciéndose menos lejana, se revela ser humana. Pero el miedo no cesa: podría ser un bandido solitario. El viandante avanza ulteriormente, pues no tiene alternativa. No se atreve a levantar los ojos. Al final quedan enfrente: “Alcé los ojos, le miré a la cara: era mi hermano, a quien buscaba durante años”.

[Tomado de Gianfranco Ravasi, "Conoscere il proprio cuore. Imparate da me" (Edizioni San Paolo)]

  • 1
  • 2
Tags:
evangelizacioninfierno
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
3
squid game
Dolors Massot
¿Qué ocurre con la serie «El juego del calamar» (Squid Game)?
4
Gelsomino del Guercio
Carlo Acutis habló de un regalo que le hizo Jesús, ¿de qué se tra...
5
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
6
CARLO ACUTIS, CIAŁO
Gelsomino del Guercio
«Cerró los ojos sonriendo»: así murió Carlo Acutis
7
Felipe Aquino
¿Hay pecados tan graves que no puedan ser perdonados?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.