Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 02 febrero |
Virgen de la Candelaria
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Lectio Divina: Miércoles IV semana de Cuaresma Ciclo B

estudiando la Biblia

© nandinha_sales1

Fundación Ramón Pané - publicado el 18/03/15

Una guía para rezar con la Escritura esta Cuaresma

LECTIO DIVINA 
MIERCOLES IV SEMANA DE CUARESMA CICLO B


Invocación al Espíritu Santo:
Ven Espíritu Santo,
Vamos a abrir la Biblia, Tú eres el autor.
Queremos que nos abras nuestra mente cerrada, nuestro corazón preocupado en otras cosas,
Y nos lleves al encuentro con Jesús, a través de su Palabra y de la oración.
Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.
Amén.

TEXTO BIBLICO: Juan 5, 17-30
«El Hijo da vida a los que él quiere»

  5,17: Pero Jesús les dijo:
   —Mi Padre trabaja siempre y yo también trabajo.
  5,18: Por eso los judíos tenían aún más deseos de matarlo, porque no sólo violaba el sábado, sino además llamaba Padre suyo a Dios, igualándose a Él.
  5,19: Jesús tomó la palabra y les dijo:
   —Les aseguro:
   El Hijo no hace nada por su cuenta
   si no se lo ve hacer al Padre.
   Lo que aquél hace lo hace igualmente el Hijo.
  5,20: Porque el Padre ama al Hijo
   y le muestra todo lo que hace;
   y le mostrará obras más grandes
   aún para que ustedes queden maravillados.
  5,21: Como el Padre resucita a los muertos y les da la vida,
   del mismo modo el Hijo da vida a los que él quiere.
  5,22: El Padre no juzga a nadie
   sino que encomienda al Hijo la tarea de juzgar,
  5,23: para que todos honren al Hijo
   como honran al Padre.
   Quien no honra al Hijo
   no honra al Padre que lo envió.
  5,24: Les aseguro que quien oye mi palabra
   y cree en aquel que me ha enviado
   tiene vida eterna y no es sometido a juicio,
   sino que ha pasado de la muerte a la vida.
  5,25: Les aseguro que se acerca la hora, ya ha llegado,
   en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios,
   y los que la oigan vivirán.
  5,26: Así como el Padre posee vida en sí,
   del mismo modo hace que el Hijo posea vida en sí;
  5,27: y, puesto que es el Hijo del Hombre,
   le ha confiado el poder de juzgar.
  5,28: No se extrañen de esto: llega la hora
   en que todos los que están en el sepulcro oirán su voz:
  5,29: los que hicieron el bien resucitarán para vivir,
   los que hicieron el mal resucitarán para ser juzgados.
  5,30: Yo no puedo hacer nada por mi cuenta;
   juzgo por lo que oigo, y mi sentencia es justa,
   porque no pretendo hacer mi voluntad, sino la voluntad
   del que me envió.

BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO

LECTURA: ¿Qué dice el texto?


La liturgia nos propone para este día el evangelio de San Juan, que comienza con una respuesta de Jesús ante la crítica de los judíos, que se preguntaban porque trabajaba en día sábado.

“Mi Padre trabaja siempre, y yo tambien trabajo”, Jesús al revelar su filiación divina, tambien revela y explica cual es su relación con el Padre. El Hijo no puede hacer nada por su cuenta sino lo que ve hacer al Padre, y este ama a su Hijo y le muestra tolo lo que él hace, es decir se dejan conocer plenamente. Jesús en su vida pública comunica el amor de Dios, de la que él es imagen.

Por otro lado, tambien revela parte de su misión: resucitar a los muertos, es decir dar vida, e impartir justicia. “Honrar al Hijo como al Padre”, en la comunión trinitaria uno no es superior al otro.

“Les aseguro que quien oye mi palabra y cree en aquel que me ha enviado tiene vida eterna”, esta es la invitación y el llamado, escuchar y creer en la presencia del Señor en nuestra historia personal y comunitaria; es así como se pasa de la muerte a la vida.

Parte del juicio depende de nosotros, es la actitud que adoptamos ante la Palabra del Señor, que nos invita a cambiar, a ser su discípulo; “quien escucha… quien cree, tiene vida eterna y no incurre en juicio”, de lo contrario somos nosotros mismo quienes incurrimos en el juicio. Este es el camino del Señor, que nos lleva a pensar en nuestra propia pascua, y nos sacude para que estemos preparados, porque nuestra propia “hora” siempre esta un poco más cerca.

MEDITACION: ¿Qué me dice a mí el texto?


Nos preguntamos para profundizar en nuestra vida estas palabras de Salvación:

  1. La relación filial de Jesús con el Padre, es de amor y comunión ¿Jesús hace, lo que ve de su Padre, tambien yo soy un discípulo que imita las obras de Dios? ¿Cambio mis modos de pensar y actuar, según los patrones siempre buenos y provechosos de Jesús?
  2. ¿Entiendo que mi vida, a pesar de sus luces y sombras, es distinta porque Jesús salió a mi encuentro y me revitalizo?
  3. ¿Cómo espero la vida eterna? ¿Entiendo que debo evitar cualquier tentación de caer en un discipulado pasivo y cómodo?
  4. Oír la Palabra, y creer en Dios, es el camino a la Vida Eterna. ¿A partir de esto, que debería mejorar?

ORACION: ¿Qué le digo yo al Señor?


Orar, es responderle al Señor que nos habla primero.

  • Gracias Señor por el gran amor que nos tienes, y que cambia nuestra existencia.
  • Señor que pueda encontrarme contigo y mis hermanos cada día, para entrar en el Reino de los Cielos.
  • Hacemos un momento de silencio y reflexión para responder al Señor. Añadimos unas intenciones de oración.

CONTEMPLACION: ¿Cómo interiorizo el texto?


Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo del texto para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón:

«El Hijo da vida a los que él quiere» (Versículo 21)

Y de esta forma nos ponemos en contemplación.

ACCION: ¿A qué me comprometo?


Debe haber un cambio notable en mi vida. Si no cambio, entonces, pues no soy un verdadero cristiano.

Mi agradecimiento por creer en Jesús, se manifiesta con llevar la alegría cristiana a los demás. Que los demás puedan conocer también a Cristo por mi alegría y testimonio de encuentro con Cristo.

Hno Ricardo Grzona, frp y Cristian Buiani

Tags:
cuaresma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.