Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 01 diciembre |
San Nahún
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Qué es la sucesión apostólica?

CARDINALS;MASS

Jeffrey Bruno | Aleteia

Aleteia Team - publicado el 16/03/15

Los obispos de hoy están unidos a los apóstoles por una cadena ininterrumpida: esta relación es una garantía de fidelidad a través del tiempo y de unidad a través del mundo

1. La generación de los apóstoles, en sí misma, no tiene sucesión : ella, y sólo ella, ha visto a Cristo resucitado. La Revelación está completa después de la muerte del último apóstol.

De entre sus discípulos, Jesús, tras una noche de oración, escogió a doce, cuyos nombres aparecen en los Evangelios.

Habiendo desertado Judas, Pedro toma la iniciativa de proceder a su reemplazo. Hay que encontrar a alguien “de entre los hombres que anduvieron con nosotros todo el tiempo que el Señor Jesús convivió con nosotros, a partir del bautismo de Juan hasta el día en que nos fue llevado” (Hechos de los Apóstoles 1, 21-22). Después de echarlo a suertes, es Matías quien “fue agregado al número de los doce apóstoles”.

Unos años más tarde, Saulo se beneficia de una aparición de Cristo resucitado en el camino de Damasco : se convierte en Pablo, el Apóstol por excelencia, sobre todo entre los paganos. El caso de Pablo es único : no se volverá a producir en la historia.

Hay por tanto algo de particular en esta primera generación : han sido “testigos Oculares” (Lc 1,2); han “oído, visto, contemplado, tocado” (1 Juan 1,1). Lo que tenían que decir, lo dijeron.

Por eso “la Revelación está completa después de la muerte del último apóstol”. No hay que esperar otra Revelación, hasta el fin de los tiempos. “En estos últimos tiempos Dios nos ha hablado por medio del Hijo (Hebreos 1,2).

2. Allí donde predicaban el Evangelio, los apóstoles fundaron Iglesias. Se preocuparon de poder tener un futuro instituyendo, por la gracia de Dios, jefes de comunidad. San Pablo es testigo de ello.

Los evangelios dan testimonio de Jesús hasta su Ascensión, cuarenta días después de la Pascua. Los demás escritos del Nuevo Testamento (Hechos de los apóstoles, epístolas y Apocalipsis) dan testimonio de la actividad de los apóstoles y de las comunidades, de las “Iglesias” que se fundaron.

Jesús no fue un vagabundo que predicara al azar. Constituyó un núcleo, los Doce, a quienes prometió que les enviaría el Espíritu Santo.

Igualmente, los apóstoles se preocuparon desde el principio, no dejando a cada comunidad ir a la deriva, siguiendo cada una su inclinación natural.

Pablo evoca a las comunidades que fundó y les envía cartas, las “epístolas”. Las epístolas a los Tesalonicenses, el primer escrito del Nuevo Testamento, unos veinte años después de Pentecostés, hablan ya de “Iglesias” y de los que están “a su cabeza”.

Él coloca a los “ancianos”, como se ve en Éfeso (Hechos 20,17). La primera carta de Pedro dirige recomendaciones a los ancianos que tienen una “grey de Dios que les está encomendada” (5,1-2).

Son bien conocidos dos de los colaboradores de Pablo, convertidos del paganismo, Tito y Timoteo : les envía a las comunidades fundadas por él, para evitar que vayan a la deriva. Ellos son destinatarios de tres epístolas, con consejos para el futuro. A Timoteo, Pablo le recuerda el “don espiritual que Dios ha depositado en ti por la imposición de mis manos”. 

El Apocalipsis de Juan empieza con dos cartas a las siete Iglesias de Asia Menor.

Los apóstoles se han preocupado por la unidad de la Iglesia, a través de los tiempos (“sucesión apostólica”) y en el espacio (“comunión»).

No se trata de plantar en la Iglesia primitiva el esquema de funcionamiento actual, pero deben destacarse varios rasgos : la preocupación por la continuidad, la transmisión del cargo por los apóstoles, el carácter tanto colectivo como individual, y el título de “pastores”, título apropiado en primer lugar a Cristo y que Jesús dio a Pedro.

La sucesión apostólica concierne, a la vez, al colegio apostólico en su conjunto y a cada sede episcopal en particular.

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
ecumenismoiglesia catolicaobispo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
corazones.org
Reza hoy a la Virgen de la Medalla Milagrosa
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.