¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

10 factores de tu estilo de vida que hacen que te sientas deprimido

Woman feeling so alone © Balazs Kovacs Images / Shutterstock
Comparte

Puedes empezar a salir de la depresión hoy mismo

Muchos de mis clientes vienen a mí diciendo que hay “algo mal” con ellos. Piensan que son fundamentalmente imperfectos o que están en su último intento de dar en el clavo en la vida y, muchas veces con planes para acabar con ella en caso de que las cosas salgan mal. Sin embargo, la mayoría de las veces, la raíz de la depresión no es un desequilibrio bioquímico o una herencia genética. Al contrario, es el resultado de uno o más de los siguientes factores:

1.Aislamiento

Como demuestran la mayoría de las investigaciones, el vínculo social es una de las formas más eficaces para prevenir y curar la depresión. No obstante, el problema es que los depresivos, muchas veces, no son las personas más divertidas para tenerse como compañía, por una condición propia de su estado, lo que los lleva de vuelta al aislamiento. Únete a un grupo de apoyo o llama a un viejo amigo.

2.Tristeza

¿Pasaste por una separación, perdiste un trabajo o a un familiar? Todas estas situaciones están llenas de tristeza. Si has experimentado un gran cambio o pérdida el año pasado (o has reprimido tu tristeza), es posible que tu depresión esté vinculada a eso. La tristeza abre camino a la depresión, por eso, si te has sentido desmotivado, apagado, irritado, desinteresado por las cosas que habitualmente disfrutabas, incapaz de concentrarte y enfrentando trastornos del sueño y alimentación; eso probablemente está relacionado a tu adaptación y transición o pérdida.

3.Privación del sueño

¿Has observado cuán débil y aletargado estás después de dormir mal? El agotamiento afecta nuestro estado de espíritu, nuestros niveles de energía y nuestro funcionamiento cognitivo. El problema es que la depresión también puede causar trastornos del sueño, volviéndolo un círculo vicioso. Habla con tu terapeuta acerca de cómo hacer una adecuada higiene del sueño, usando estrategias cognitivo-conductuales para combatir el insomnio y, si crees que tienes un trastorno del sueño, considera la opción de consultar a un especialista del sueño. Algunos trastornos del sueño están correlacionados con la depresión.

4.La falta de sentido

Desde un punto de vista existencial, necesitamos un sentido en nuestras vidas para ser felices. Según Viktor Frankl, podemos encontrar ese significado a través del trabajo, relaciones (románticas u otras), ayudando a los demás, con iniciativas creativas (por ejemplo, la escritura, la música, el arte/diseño), y con la espiritualidad, por citar algunos. Si no te gusta tu trabajo o te sientes “perdido” en la vida, la depresión será una forma de decirte que la manera como estás viviendo tu vida no es conforme a tus valores y deseos. Tómalo como una señal positiva de que el cambio necesita darse y considera cómo sería tu vida si te sintieras realizado en algunas (o todas) las áreas arriba mencionadas.

5.Exceso de autocrítica

Imagina cuán inútil te sentirías si tuvieras un amigo, compañero o padre verbalmente abusivo a tu lado en todo momento. Bien, es así para las personas altamente autocríticas. Presta atención a tu voz interior. ¿Qué dice?
Si piensas que te estás diciendo cosas a ti mismo que nunca le dirías a un amigo, es hora de cambiar. Varios estudios han demostrado que aprender la autocompasión puede ser una intervención eficaz en el tratamiento de la depresión. La psicoterapia puede ser un lugar maravilloso para aprender este hábito saludable.

6.Mala alimentación

Más y más investigaciones se realizan en este campo y sugieren que la deficiencia de algunos nutrientes y alergias alimenticias están vinculadas a la depresión. Por ejemplo, algunos estudios muestran que las vitaminas B y D están negativamente correlacionadas con el humor deprimido, mientras que el gluten está relacionado positivamente (en personas que sufren intolerancia). Cada individuo es diferente, pero hacer un examen de sangre y consultar un nutricionista puede ayudar.

Páginas: 1 2 3

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.