Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 26 julio |
San Joaquín y santa Ana
home iconEspiritualidad
line break icon

Elige ser feliz

© Angela Luchianiuc/SHUTTERSTOCK

Carlos Padilla Esteban - publicado el 13/03/15

No queremos vivir esperando a que cambien las circunstancias para ser felices

¿Qué nos hace felices cada día? ¿Cuáles son los motivos que tenemos para sonreír? Decía Raúl del Pozo: «La felicidad para Gary Cooper era tener trabajo durante el día y sueño durante la noche. La felicidad parece que está basada en la falta de envidia y la renuncia a la vanidad, al ansia de poder y a la revancha».

La felicidad se construye a veces sobre cosas sencillas. Sobre una vida en la que haya paz. Todos queremos ser felices. Pero a veces pretendemos lograrlo a costa de otros. Deseamos ser felices de la forma equivocada.

María Luisa Erhardt comenta que a veces buscamos la felicidad en el matrimonio de forma inmadura: «Hay un anhelo por encontrar la felicidad junto a la otra persona, esperando que el tú solucione mis carencias, y no nos damos cuenta de que este planteamiento de felicidad es inmaduro, superficial, epidérmico, no hay un compromiso maduro y real con el tú».

Muchas veces queremos ser felices. No nos oponemos a que el otro también lo sea, claro. Pero lo importante es serlo nosotros. Y cuando no lo somos, cuando el otro se convierte en obstáculo para mi felicidad, cuando el amar a otro puede enturbiar mi camino feliz, entonces decidimos dar prioridad a mi felicidad, no a la de los otros.

No hay entonces un amor maduro. No sabemos amar bien. No hay una sana búsqueda de la felicidad.

¿En qué consiste la verdadera felicidad? ¿Consiste en realizar todos mis sueños? ¿En lograr todas las metas que me propongo? ¿La felicidad la construyo yo o me viene dada por los azares de la vida?

Creo que es necesario ahondar, conocernos más, descubrir nuestras fuerzas y debilidades. Saber lo que me hace feliz, encontrar la forma de amar con madurez, sabiamente. Descubrir cómo es ese corazón nuestro tan herido, a veces tan confuso, inquieto, soñador, buscador de verdades.

La felicidad pasa por tener el corazón algo ordenado y claras nuestras prioridades. Saber lo que queremos y lo que no queremos. Pasa por poner mi vida en manos de Aquel que le da sentido a mis sueños.

En un seminario le preguntaron a una mujer casada: « ¿Te hace feliz tu esposo? Ella respondió: -No, no me hace feliz. ¡Yo soy feliz! El que yo sea feliz o no, no depende de él, sino de mí. Yo soy la única persona de quien depende mi felicidad. Yo determino ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida. Si mi felicidad dependiera de alguna persona, cosa o circunstancia, yo tendría serios problemas. Todo lo que existe en esta vida cambia continuamente. En mi vida he aprendido algo: Decido ser feliz».

Pretender que los otros me hagan feliz suele terminar en frustración. Le exijo al otro lo que no puede darme muchas veces. Queremos que los demás colmen nuestros deseos y den satisfacción a nuestras necesidades.

Colgamos de su cuello expectativas que se ven frustradas con el tiempo. Pretendemos que su vida se amolde a mis sueños. Exigimos que nos amen como nosotros queremos, de la forma que nos gusta, a nuestra manera.

La felicidad no puede depender de tenerlo todo bien ordenado a nuestro alrededor. Ser feliz es posible en medio de circunstancias adversas. En esos momentos elijo ser feliz. Decido que lo que me rodea no va a quitarme la paz.

Es verdad que para lograrlo no basta con un ejercicio de voluntad. Es necesario confiar en alguien que le dé sentido a toda nuestra vida. No queremos vivir esperando a que cambien las circunstancias para ser felices. La cruz y el dolor forman parte del camino.

Elegimos vivirlo con la confianza de los niños que se abrazan a su padre en el dolor. Miramos a Cristo, confiamos.

Tags:
alma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
st charbel
Aleteia Líbano
¿Acaso no está sucediendo lo que dijo san Charbel?
2
SEPARATION,
Ks. Michał Lubowicki
Lista de causas de nulidad matrimonial (más habituales de lo que ...
3
MEXICO
Jesús V. Picón
Quería ser sacerdote para demostrar que Dios no existía
4
Magdalene
Miguel Pastorino
La verdad sobre María Magdalena: ¿fue una prostituta?
5
Ks. Michał Lubowicki
Lista de impedimentos para casarte (hay más razones de las que cr...
6
ANGEL,CHILD,STATUE
Philip Kosloski
¿Te preocupan tus hijos? Haz esta oración a los ángeles de la gua...
7
Kathleen Hattrup
Posible milagro revelado en fotos exclusivas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.