Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 20 octubre |
San Cornelio, el centurión
Aleteia logo
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco: ¡No hay pecado que Dios no pueda perdonar!

© Semilla Luz

Ary Waldir Ramos Díaz - Aleteia Team - publicado el 12/03/15

El Pontífice dijo a los que administran el sacramento de la reconciliación que las personas que se confiesan son “tierra sagrada”

“Cada penitente que se acerca al confesionario es ‘tierra sagrada’ para cultivar con dedicación, cuidado y atención pastoral”, dijo el Papa Francisco este jueves 12 de marzo al recibir en audiencia a los participantes en el curso anual sobre el fuero interno promovido por la Penitenciaría Apostólica.

En el tiempo de Cuaresma, el discurso del Papa estuvo dirigido especialmente a los nuevos sacerdotes y los candidatos a administrar “con rectitud el Sacramento de la Reconciliación”.

Los sacramentos “son el lugar de la cercanía y la ternura de Dios para los hombres; estos son la forma concreta que Dios ha pensado para venir a nuestro encuentro para abrazarnos, sin avergonzarse de nosotros y de nuestras limitaciones”, expresó el Papa.

En su discurso indicó que el sacramento de la Reconciliación “hace eficazmente presente el rostro misericordioso de Dios: lo hace concreto”.

Luego se dirigió a confesores y penitentes para asegurarles que “¡no hay pecado que Dios no pueda perdonar! ¡Ninguno!», insistió. A este propósito, comparó la misericordia divina al sol, que no llega a quien se esconde de ella.

Para exponer lo que llamó un “regalo de Dios” destacó tres requisitos: “Vivir el Sacramento como medio para educar a la misericordia», déjarse educar del Sacramento de la Reconciliación, «custodiar la mirada en lo sobrenatural”.

Vivir el Sacramento de la Reconciliación para educar a la misericordia

La Reconciliación como educación a la misericordia, significa ayudar a las personas a «experimentar la paz y la comprensión”. Por ello, el Papa indicó que “la confesión no debe ser una ‘tortura’, pero cada uno debe dejar el confesionario con alegría en el corazón, con el rostro radiante de esperanza, aunque a veces – sabemos – bañado en lágrimas de la conversión y de la alegría que viene”.

Asimismo, sostiene que este sacramento “no implica” que sea un “interrogatorio pesado, molesto e intrusivo”. Por el contrario, pide que sea “una reunión” que debe ser “liberadora y llena de humanidad”, a través de la cual “no se excluye” a nadie, sino que “también incluye el debido compromiso a reparar el daño causado” en cuánto sea posible.

Así, los fieles sentirán la invitación a confesarse  “frecuentemente” y aprenderán “a hacerlo de la mejor manera” sintiendo “esa delicadeza de espíritu que hace tanto bien para el corazón – incluso hasta el corazón del confesor”. De esta manera, los sacerdotes pueden hacer “crecer la relación personal con Dios”.

Sacerdotes déjense educar del Sacramento de la Reconciliación

En el segundo punto, el Pontífice pide expresamente a los confesores de dejarse educar por el Sacramento de la Reconciliación y pregunta: ¿Cuántas veces nos ha tocado oír confesiones que nos edifican? Llamándolos hermanos y hermanas les pidió aprender de las “almas simples, las almas pobres de espíritu, que se abandonan totalmente al Señor, que confían en la Iglesia y por lo tanto también en el confesor”.

Recordó que varias veces las personas que confiesan son como pequeños milagros. “Personas que durante meses, a veces durante años están bajo el poder del pecado y que, como el hijo pródigo, vuelven en sí mismos y deciden levantarse y volver a la casa del Padre (cf. Lc 15:17), para implorar el perdón”.

Entretanto pidió reflexión a los confesores: “¡Cuánto podemos aprender a partir de la conversión y el arrepentimiento de nuestros hermanos! Ellos nos alientan a hacernos un examen de conciencia: “¿yo, sacerdote, amo así al Señor, que me ha hecho ministro de su misericordia? ¿Yo, confesor, estoy disponible al cambio, a la conversión, como este penitente al que estoy sirviendo?”

La Confesión como una mirada al Cielo y a lo sobrenatural

En la tercera parte, el Papa Francisco exhortó a los confesores al oír las confesiones sacramentales de los fieles a mirar hacía el Cielo. “En primer lugar debemos vivificar la conciencia de que nadie ha sido puesto en tal ministerio por sus méritos, ni por sus habilidades teológica o jurídicas, ni por sus características humanas o psicológicas”.

En este sentido, recuerda que los sacerdotes y el mismo Papa han sido llamados a ser ministros de la misericordia, solo debido a la “misericordia de Dios.  No debemos perder nunca este punto de vista sobrenatural, que nos hace de verdad humildes, acogedores y misericordiosos hacía cada hermano y hermana que pide la confesión.

De aquí, que la actitud de escuchar los pecados por parte de los confesores debe “respetar la dignidad y la historia personal de cada uno» para poder entender «lo que Dios quiere de él o ella”. Por ello, pidió a los nuevos sacerdotes de sumergirse en el “arte del acompañamiento”.

Tags:
confesionpapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
3
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
4
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
5
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
6
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
7
Felipe Aquino
¿Hay pecados tan graves que no puedan ser perdonados?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.