Aleteia

¿Cómo celebra el Papa Francisco dos años de pontificado? Confesando

© OSSERVATORE ROMANO / AFP
Comparte

Francisco hace de la misericordia la fuerza que abre de par en par las puertas de la Iglesia

El Papa Francisco cumple este viernes 13 de marzo dos años de pontificado y lo celebra confesando en la Basílica de San Pedro en el marco de la celebración penitencial 24 horas para el Señor, iniciativa organizada por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización.
 
El Pontífice propone la evangelización con ejemplo antes que con las palabras; así, mañana en la tarde él mismo estará en el confesionario para escuchar los pecados de seis penitentes, escogidos entre personas de todas las edades.
 
La penitencia es uno de los siete sacramentos de la Iglesia, por el que se obtiene el perdón de los pecados, por ello el gesto de Francisco es consecuente con sus incesantes llamados a la misericordia y el perdón.
 
Para la ocasión, se involucrará a un grupo conformado por una monja, algunos adolecentes, una pareja de abuelos y una madre de familia. No se excluye que el mismo Papa, como el año anterior, pida ser confesado por un sacerdote de la Basílica.
 
La misericordia de una Iglesia de puertas abiertas
 
“Pienso que entrando en el confesionario, por un lado, el Papa quiere recordar a los sacerdotes la importancia de dedicar tiempo a este sacramento, de manera que los fieles  puedan tener siempre acceso; y por el otro, nos indica también el modo como ser confesores”, dijo el arzobispo Rino Fisichella al diario católico italiano Avvenire.
 
Precisamente, el presidente del dicasterio para la promoción de la Nueva Evangelización sostuvo que Francisco enseña a los sacerdotes a “ser ministros de la misericordia”, a recibir a los fieles con una sonrisa y a no a ser “jueces inapelables”.
 
De otra manera, el confesionario puede ser visto como “una aduana” (Evangelii Gaudium, 47). Monseñor Fisichella explica que el sacerdote no debe dar la impresión de que el penitente debe pagar “quizá cual tributo”.  La confesión es un acercamiento a la “ternura de Dios”, insistió.
 
Penitentes son “Tierra Sagrada” para cultivar con amor
 
Y ello precisamente, porque “cada penitente que se acerca al confesionario es ‘tierra sagrada’ para cultivar con dedicación, cuidado y atención pastoral”, enseñó el Papa este jueves 12 de marzo a los nuevos sacerdotes que administran el sacramento de la Reconciliación.
 
La visión de Francisco de una Iglesia como una “casa con las puertas abiertas” ha dado resultado en el acercamiento de algunos fieles alejados. Al respecto,  monseñor Fisichella confirma que muchos fieles, después de estos dos años de pontificado, le dicen: “He venido a confesarme porque he escuchado que Francisco invita a no tener miedo”.

Pedir perdón como yo perdono a los demás
 
Durante su homilía en Santa Marta  este 10 de marzo, el Papa en la tercera semana de cuaresma, predicó que para pedir perdón a Dios es necesario seguir la enseñanza del “Padrenuestro”. Se trata de arrepentirse con sinceridad de los propios pecados, sabiendo que Dios perdona siempre, y perdonar a los demás con la misma amplitud del corazón.
 
Jóvenes alejados de la Iglesia y de la confesión
 
Por su parte, monseñor Krzysztof Nykiel, regente de la Sagrada Penitenciaría Apostólica, ha alertado que "en muchos países europeos son pocos los fieles que participan con frecuencia del sacramento de la confesión".
 
El prelado polaco dijo a Radio Vaticano este 10 de marzo que cada vez hay más jóvenes católicos que no se confiesan. Para Nykiel, el motivo principal es la expansión, "sobre todo entre los jóvenes, de la pérdida del sentido del pecado".
 
A este propósito, ha manifestado monseñor Nykiel, hay una "atmósfera amoral" en la que se ha eliminado la frontera "entre vicio y virtud", entre "el bien y el mal". Finalmente, el jefe de la Penitenciaría Apostólica señala que "la culpa más grande de hoy es no sentirse pecadores y no sentir la necesidad de volver a Dios".
 
Papa Francisco lanza 24 Horas con el Señor en todo el mundo
 
En este contexto y en ocasión de su segundo año de Pontificado, el Papa Bergoglio presidirá una celebración penitencial este viernes en la Basílica de San Pedro para promover la iniciativa 24 horas para el Señor, que se extenderá a iglesias de todo el mundo y que tiene por lema ‘Dios rico en Misericordia’.
 
En la diócesis de Roma, el consejo pontificio ha preparado algunas iglesias que tienen la característica de ubicarse en zonas de alto flujo turístico para que haya sacerdotes de diferentes lenguas confesando. Las iglesias son: ‘Santa Maria in Trastevere’, ‘Sant’Agnese in Agone’ en Piazza Navona y ‘Sacre Stimmate di S. Francesco’ en Largo Argentina.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.