Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 21 octubre |
Santa Laura Montoya
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Sacerdocio femenino? No, la presencia de la mujer en la Iglesia es mucho más

Jeffrey Bruno

Feliciana Merino Escalera - publicado el 11/03/15

Al escuchar ciertos discursos, me da la impresión de que existe una tendencia a insistir en que la mujer alcance el poder siempre y cuando, eso sí, deje de ser mujer y se vuelva perfectamente igual que el varón.

Me da a mí que para este viaje no hacía falta llevar tantas alforjas.

Si para que tengamos más presencia en los consejos de administración de las grandes empresas se nos va a exigir un proceso de masculinización, si nos obligarán a asumir los valores andróginos con los que se ha construido nuestro tejido social y si, además y en consecuencia, nos  pedirán que seamos exactamente igual que todos esos hombres que viven inmersos en la competitividad y en el mercado como si no tuviesen familia, el fracaso del proceso de reconocimiento de nuestro valor será más que terrible, perdiéndose una oportunidad histórica.

A veces me da por pensar que tras el discurso de algunas mujeres que, además, tienen incidencia en la sociedad, podría haber lobbies «machistas», como cuando se menosprecia el valor de la vida pidiendo el aborto libre como un derecho de la mujer. Hay algo en el discurso feminista que se equivoca radicalmente de dirección.

¿De qué sirve que haya más mujeres en la Iglesia o en la sociedad si es a condición de que sostengan la misma mirada sobre la realidad que ya defienden los hombres, si lo están bajo la condición de ser defensoras a ultranza de la misma mentalidad dominante?

La Iglesia, todos los cristianos, debemos evitar ser arrastrados por un discurso elaborado según claves de poder y predominio.

Es lo que sucede, por ejemplo, cuando escuchamos que el problema central de la mujer en la Iglesia es el del sacerdocio femenino: si esa fuera la meta, tal como dijo el Papa en una entrevista a la Stampa y yo lo comparto completamente, no haríamos más que  clericalizarla.

En el fondo vemos cómo se entiende el sacerdocio en clave de poder y la Iglesia como una estructura «de clases», y se pretende que la mujer pueda acceder a esos dominios de mando que ahora le son vedados.

Así no comprendemos qué es la Iglesia, ni qué es el sacerdocio, ni qué es la mujer ni qué es el servicio, volviéndonos ciegos y torpes ante lo que tenemos delante.

Existe un verdadero riesgo de transformar la profundización teológica sobre la mujer en un mero discurso ideológico que trastoque las realidades cristianas.

El camino es exactamente el contrario: la mujer tiene peculiaridades que hacen imprescindible su presencia, numerosa, en la sociedad y también en la Iglesia: en los organismos que rigen la economía del Vaticano, en las comisiones que trabajan para la reordenación de la Curia, etc., porque aporta una sensibilidad, es decir, una perspectiva para comprender los problemas y situaciones, de la que los varones carecen, y que necesitan.

El objetivo no es lograr que las mujeres neguemos la vida familiar, por considerarla menos valiosa, y luchemos por ocupar puestos de poder a su costa, sino que nuestra presencia aporte una forma distinta de comprender, juzgar y abrazar la realidad toda, al hombre y a Dios.

  • 1
  • 2
Tags:
iglesia catolicamujer
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
3
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
5
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
6
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
7
Felipe Aquino
¿Hay pecados tan graves que no puedan ser perdonados?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.